Aceites esenciales: indicaciones y cómo aplicarlos

Aceites esenciales y aromaterapia

La aromaterapia es una ciencia con miles de años de historia a sus espaldas. De hecho, se sabe que los egipcios iniciaron el arte de la extracción de aceites esenciales de las plantas medicinales  calentándolas en recipientes de arcilla, hasta que ya más tarde, los alquimistas griegos inventaron la destilación a partir de la cual, los médicos griegos desarrollaron la aromaterapia.

Desde entonces, la aromaterapia ha acompañado al hombre a lo largo de la historia.  Las rutas comerciales árabes hicieron de los aceites esenciales un ingrediente clave en el comercio internacional.  Las cofradías de boticarios europeos aprovecharon todos estos conocimientos, incluso durante la Peste Negra se quemaba incienso resinoso de pino, lavanda, ciprés y cedro en las calles, hospitales  y en las habitaciones de los enfermos para prevenir la propagación de la enfermedad. De hecho se sabe, que los perfumistas que preparaban estos inciesos permanecieron inmunes a la infección.

Fue a finales del siglo XIX cuando se empezaron a realizar investigaciones científicas en Europa para determinar el poder curativo de los aceites esenciales en los seres humanos. Investigadores franceses comprobaron que el aceite esencial de clavo atacaba al bacilo de la tuberculosis, y que la esencia de tomillo podía vencer al tifus y a otras muchas bacterias en apenas unos minutos. De hecho, hoy en día, podemos ver como en el mundo de la cosmética se sigue empleando mucho el aceite esencial de tomillo (timol) por su capacidad antibacteriana y por ser inofensivo en los tejidos (cremas pieles sensibles, acné, eczemas…).

Por desgracia, la medicina moderna ha desplazado el uso de la aromaterapia. Aún así, esta terapia natural cada día consigue más seguidores, y es que la aromaterapia podemos utilizarla en beneficio de nuestra salud, y para cuidar de nuestra belleza.

 

Aceites esenciales y aromaterapia: historia

 

Modos de aplicación de los aceites esenciales

Los aceites esenciales la podemos aplicar de diferentes maneras según cada necesidad. Las formas en las que podemos utilizar los aceites esenciales son:

 

Aceites Esenciales por Vía Oral

Antes de consumir ningún aceite esencial debemos de tener en cuenta dos cosas:

  • No todos los aceites esenciales se pueden consumir. Hay que tener en cuenta que muchas plantas son tóxicas y se pueden utilizar por vía tópica pero nunca oral.
  • Debido a su sabor fuerte, es necesario diluirlos en un vaso de zumo, en una cucharada de miel o un azucarillo.

Algunos de los aceites esenciales que bajo ningún concepto se pueden tomar por vía oral son los de jazmín, rosa, mirra, benjuí y olívano.

En el caso de la albahaca, muy utilizada en cocina, hay que tener en cuenta que exiten algunas variedades que continen un componente tóxico, el estragol y por tanto estas variedades, no se pueden consumir por vía oral. Tampoco se recomienda consumir aceite esencial de árbol de té y de eucalipto.

Todo ello y además teniendo en cuenta de que no todos los aceites esenciales contienen los mismos componentes, ni las mismas propiedades, hace que estandarizar los aceites esenciales sea bastante complicado y por este motivo, actualmente existen diferentes tipos de calidad de aceites esenciales.

 

Aromaterapia destilación aceites esenciales

 

¿Cómo saber si un aceite esencial se puede ingerir?

Ingerir aceites esenciales puede conllevar más riesgos que beneficios. Muchas marcas indican en la etiqueta si un aceite esencial se puede ingerir o no, e incluso especifican la dosificación.

Lo más recomendable es no ingerir nunca aceites esenciales a excepción de que el producto especifique que es apto para uso interno. En el caso de que la etiqueta solo mencione que es apto para uso externo, nunca deberemos ingerirlo.

En el caso de que tengamos que optar por la administración de aceites esenciales por vía oral, nunca se debe exceder la dosis de 2-3 gotas, tres veces al día y siempre diluídos en una taza de te, una cucharada de miel, con un poco de zumo…

 

Aceites Esenciales por Vía Respiratoria

Una de las formas más sencillas de beneficiarse de las propiedades de los aceites esenciales es a través de la inhalación. Esta aplicación consiste en añadir unas 10 gotas de aceite esencial en un pañuelo y acercarlo a la nariz. También podemos hacer uso de un difusor de aromas, o añadiéndolos en agua caliente y respirar los vapores tapados con una toalla, algo muy útil por ejemplo, en casos de congestión nasal.

Otra forma de beneficiarse de las propiedades de los aceites esenciales es mediante maniluvios o pediluvios, baños corporales, compresas…

Hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son sensibles al calor y por este motivo, cuando vamos a utilizarlos con agua caliente no se recomienda que ésta esté a más de 35º-40º, ya que pierden sus propiedades terapéuticas.

aceites esenciales uso oral

Aceites Esenciales por Vía Tópica

En cuanto a la aplicación tópica hay que tener presente que los aceites esenciales son muy irritantes, por lo que se deben utilizar diluidos en algún aceite vegetal y nunca  se deben aplicar directamente sobre la piel.

Los aceites esenciales forman parte de numerosos productos cosméticos. Podemos incluir 4-5 gotas en nuestras cremas para potenciar su efecto antiedad, para calmar las pieles sensibles o atópicas. En el champú, acondicionador o mascarilla para prevenir y frenar la caída del cabello, para prevenir los piojos. Diluyéndolos en algún aceite vegetal podemos obtener efectivos tratamientos para contusiones, golpes, torceduras y todo tipo de lesiones musculares.

En resumen, las aplicaciones de los aceites esenciales por vía tópica son muy numerosas pudiendo beneficiarnos en caso de acné, dermatitis, caída del cabello, dolores musculares, reuma muscular, artrosis, piel seca, antiarrugas, etc.

 

 

Indicaciones de los Aceites Esenciales

Una vez hemos vistolas vías de administración, podemos concluir que los aceites esenciales están indicados para:

 

Tratamiento por Vía Oral

  • Catarros y resfriados
  • Flatulencias
  • Indigestiones
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Cefáleas
  • Menstruaciones dolorosas
  • Cistitis
  • Piedras en el riñón
  • Cualquier tipo de infección

 

Tratamiento por Vía Respiratoria

  • Tensión nerviosa
  • Estrés, ansiedad e insomnio
  • Disfunción del sistema respiratorio
  • Congestión nasal
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Catarro, gripe, resfriado, etc.

 

Tratamiento por Vía Tópica

  • Reuma muscular
  • Artrosis
  • Dermatitis
  • Piel Seca
  • Acné
  • Insomnio
  • Tensión nerviosa
  • Disfunción muscular
  • Problemas circulatorios
  • Problemas menstruales
  • Catarros, gripes y resfriados
  • Dolor de Cabeza
  • Retención de líquidos
  • Problemas cutáneos
  • Neuralgias
  • Contusiones
  • Heridas abiertas
  • Menstruaciones dolorosas
  • Esguinces
  • Dolores musculares
  • Salud de la piel y del cabello (tratamientos de belleza, pediculosis, caída del cabello…)

 

 

Contraindicaciones de los Aceites Esenciales

Está estrictamente prohibido el uso de aceites esenciales en niños, así como en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, especialmente su uso por vía oral.

La ingesta de aceites esenciales puede producir intoxicaciones graves, incluso la muerte.

Deben estar siempre fuera del alcance de los niños.

 

Si quieres descubrir el mundo de la aromaterapia y comprar aceites esenciales de calidad puedes hacerlo aquí.

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

Resumen Post
Aceites esenciales: indicaciones y cómo aplicarlos
Título
Aceites esenciales: indicaciones y cómo aplicarlos
Resumen
Se sabe que los egipcios iniciaron el arte de la extracción de aceites esenciales de las plantas medicinales calentándolas en recipientes de arcilla, hasta que ya más tarde, los alquimistas griegos inventaron la destilación.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent