Los efectos del calor en la salud

efectos del calor en la salud

Los efectos del calor en la salud son numerosos. Las elevadas temperaturas típicas del verano tienen una serie de consecuencias directas en nuestro organismo pudiendo ocasionar diferentes problemas de salud como somnolencia, irritabilidad y cansancio, entre otros.

La sudoración es la responsable de enfriar nuestro cuerpo pero ante las altas temperaturas, o en lugares cuyo clima es caluroso y además los nivedes de humedad son altos, la sudoración no es suficiente para mantener la temperatura corporal. Esto puede provocar que la tempertura corporal se eleve hasta niveles que pueden causar diferentes enfermedades o incluso la muerte.

La mayoría de estas enfermedades causadas por los efectos del calor suceden cuando la persona permanece expuesta a las altas temperaturas demasiado tiempo, siendo las personas mayores, los niños y personas con sobrepeso o enfermas con patologías crónicas, quienes tienen un mayor riesgo.

 

 

 

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo ante la exposición al calor extremo?

Cuando aparece algún problema de salud relacionado con los efectos del calor es porque el sistema de control de la temperatura corporal de nuestro organismo está sobrecargado haciendo que la sudoración sea insuficiente para enfriar el cuerpo.

Ante esta situación, la temperatura corporal sube rápidamente pudiendo llegar a dañar incluso al cerebro u otros órganos vitales.

Si además de las altas temperaturas, la humedad es alta, el sudor no evapora con suficiente eficacia y rapidez, impidiendo que el cuerpo libere calor.

Los ancianos, enfermos crónicos o niños pequeños, así como aquellas personas que tengan fiebre, sean obesas o que sufran deshidratación, enfermedades cardiovasculares, enfermedades mentales o que consuman alcohol, así como ciertos medicamentos recetados, tienen un mayor riesgo de sufrir problemas por las altas temperaturas.

 

golpe de calor 

 

 

Los efectos del calor en la salud

Los principales efectos del calor en la salud suelen ser cansancio, somnolencia, calambres, irritabilidad y lipotimias debidas a la bajada de la presión arterial.

De hecho, estos efectos ante las altas temperaturas no deberían pasar de aquí, pero si no prestamos atención y tomamos medidas preventivas, una subida de la temperatura por encima de los 42º podría provocar dificultad respiratoria y en consecuencia un shock y la muerte, en el peor de los casos.

 

Golpe de calor

Un golpe de calor es una efermedad que pone en serio riesgo la vida. Se produce cuando la temperatura corporal sube a 40ºC o por encima. Los síntomas que presenta son piel seca, pulso acelerado y fuerte, mareos, naúseas y confusión. Ante cualquiera de estos síntomas se ha de buscar ayuda médica inmediata.

 

Agotamiento por calor

El agotamiento por calor se suele producir cuando la persona lleva varios días expuest a las altas temperaturas y su organismo no ha obtenido suficientes líquidos para mantener una correcta hidratación. Los síntomas que presenta son sudoración profusa, respiración agitada, así como un pulso rápido y débil. Ante esta situación conviene acudir al médico de inmediato ya que en muchas ocasiones, el agotamiento por calor precede al golpe de calor.

 

Calambres por el calor

El calor también puede causar calambres, dolor y espasmos musulares que ocurren sobre todo durante la práctica de un ejercicio intenso. Estos calambres, por lo general, se presentan en brazos, piernas y abdomen.

 

Erupciones cutáneas por el calor

Otro problema común debido al calor son las erupciones cutáneas que se producen por la irritación de la piel o bien, por un exceso de sudoración. Este problema es más común en personas con la piel sensible y en niños pequeños.

 

Golpe de calor

 

Cómo actuar ante un golpe de calor

Si nunca observas alguno de estos síntomas en tí mismo/a o en alguna persona de tu entorno, debes actuar rápidamente y llamar a emergencias de inmediato.

Si se trata de una tercera persona, mientras llegan los servicios de urgencias se debe intentar enfríar a la víctima, teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Lleva a la víctima a un lugar con sombra.
  • Enfríala rápidamente con agua fría. Puedes meterla en la bañera, bajo la ducha, utilizar una manguera, aplicar agua con la ayuda de una esponja, envolverla en una sábana o toalla mojada y fría, lo que tengas más a mano.
  • Abanica vigorosamente a la víctima.
  • Controla su temperatura corporal mientras sigues enfriando a la víctima, hasta que descienda entre los 38º-39ºC.
  • Si los servicios de urgencia tardan, llama para que te sigan dando instrucciones.

 

 

Cómo protegernos de las altas temperaturas

Para evitar cualquier problema relacionado con el calor es importante sobre todo tener mucho sentido común teniendo en cuenta las siguientes medidas de prevención:

  • Mantenerse fresco
  • Beber líquidos en abundancia
  • Evitar bebidas alcohólicas
  • Reponer las sales minerales
  • Llevar ropa fresca y que no apriete
  • Utilizar un buen protector solar
  • Reducir las actividades físicas
  • Permanecer en espacios interiores frescos
  • Programar bien las actividades al aire libre, evitando las horas de mayor calor.
  • Permanecer atento a las personas más susceptibles

 

 

Más información en Ministerio de Sanidad

Resumen Post
Los efectos del calor en la salud
Título
Los efectos del calor en la salud
Resumen
Los efectos del calor en la salud son numerosos. Las elevadas temperaturas típicas del verano tienen una serie de consecuencias directas en nuestro organismo pudiendo ocasionar diferentes problemas de salud como somnolencia, irritabilidad y cansancio, entre otros.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 39 artículos en este blog.