Cómo evitar las quemaduras solares

Evitar las quemaduras solares es algo que debemos tener muy en cuenta. A pesar de los esfuerzos de los profesionales sanitarios en concienciar sobre la importancia de la protección solar, todavía muchas personas no están tomando las medidas necesarias para prevenir el cáncer de piel, que afecta a 1 de cada 5 personas en algún momento de su vida.

La exposición a los rayos ultravioletas (UV) sin medidas de protección, sobre todo en las horas centrales del día, puede producir quemaduras en la piel que pueden ser graves, así como cáncer de piel, que puede ocasionar la muerte.

Un nuevo estudio realizado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos revela que tan solo el 14% de los hombres y el 30% de las mujeres estadounidenses utilizan de forma regular un protector solar cuando están en el exterior más de una hora. Entre las mujeres, el principal motivo para utilizar un fotoprotector es evitar el envejecimiento de la piel. Discúlpenme pero evitar el cáncer de piel debería ser el principal motivo y el más importante para todo el mundo.

 

 

¿Cuánto tiempo se puede tomar el sol sin quemarse?

El tiempo que una persona puede permanecer al sol sin quemarse varía en función de varios factores como:

  • El fototipo (capacidad de la piel para asimilar la radiación solar)
  • Grado de inclinación de los rayos solares
  • Lugar donde se encuentre la persona
  • La vestimenta
  • El estilo de vida
  • El trabajo
  • Factores geográficos (altitud, latitud)

Las personas de raza negra y otras razas que no son la blanca, son menos sensibles a la exposición solar que las personas de raza blanca y piel clara. Sin embargo, esto no quiere decir que sean inmunes al sol ya que también pueden sufrir quemaduras si se exponen de forma prolongada. Las personas rubias y pelirojas deben prestar especial atención ya que corren un riesgo especial.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la radiación solar varía mucho con las estaciones y con los cambios atmosféricos. No es lo mismo tomar el sol en verano, que en invierno.

 

Cuando te expongas al sol, si sientes que tu piel se está quemando ya es tarde, el daño ya está hecho.

 

 

Consecuencias de las quemaduras solares

Las quemaduras solares pueden ser de primer y segundo grado. Los cambios frecuentes que las quemaduras solares de primer grado producen en la piel son:

  • Eritema leve
  • Descamación
  • Dolor
  • Tumefacción
  • Ampollas

Sin embargo, ante quemaduras considerables pueden aparecer otros síntomas como deshidratación, cuadros de shock con fiebre, infecciones, problemas renales e incluso la muerte.

Además de sufrir quemaduras, la exposición al sol nos puede ocasionar cáncer de piel. El riesgo de melanoma, la forma más grave de cáncer de piel y la más letal, aumenta con tan solo que una persona sufra 5 o más quemaduras en su vida, o si cuando era joven sufrió una quemadura solar con ampollas.

De hecho, no hace falta ni tan siquiera quemarse, basta con broncearse durante mucho tiempo para estar expuesto a un cáncer de piel.

 

 

 

Cómo evitar las quemaduras solares

Las medidas de prevención y factores a tener en cuenta  para evitar las quemaduras solares son muy sencillas:

  • No exponerse al sol al mediodía, sobre todo en verano, más de 30 minutos. Ni aunque se tenga la piel oscura.
  • En las zonas templadas se considera menos peligrosa la exposición antes de las 10h00 de la mañana y después de las 15h00.
  • Las nubes y la niebla no reducen el riesgo.
  • Las cabinas de bronceado protegen menos de la radiación UV que el bronceado obtenido de forma natural.
  • La exposicion al sol se debe realizar de forma progresiva y sin riesgo de quemarse.

 

La exposición a cabinas de bronceado, incluso sin haberse quemado con ellas, suponen un aumento de incidencia de cáncer de piel.

 

Por lo tanto, es necesario protegerse todo el año, especialmente en verano, incluso si ya estás moreno o tienes la piel oscura. Recuerda que con el cáncer, no es necesario quemarse, la radiación acumulada también causa otros tipo de cáncer de piel, favorece la aparición de manchas y arrugas, así como el envejecimiento prematuro.

 

 

Consejos sobre el uso de filtros solares

  • Elige un fotoprotector alto, de amplio espectro y resistente al agua para protegerte a ti y a los tuyos de los rayos UVA/UVB.
  • Aplica el fotoprotector al menos entre veinte minutos y media hora antes de la exposición solar. No esperes llegar a la playa para aplicarlo.
  • Repite la aplicación cada dos horas y después de sudar, nadar o secarte con la toalla.
  • Utiliza una onza, casi 30 mililitros, de producto en cada aplicación.
  • Cubre todas las zonas del cuerpo expuestas, incluyendo orejas, nuca, cuero cabelludo (sobre todo las zonas sin pelo).

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ofrecen mucha información detallada sobre la protección solar para su piel. No dejes de echar un vistazo y a disfrutar del verano.

 

 

 

Fuentes:  Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades

 

 

 

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 78 artículos en este blog.

Resumen Post
Cómo evitar las quemaduras solares
Título
Cómo evitar las quemaduras solares
Resumen
Evitar las quemaduras solares es algo que debemos tener muy en cuenta. A pesar de los esfuerzos de los profesionales sanitarios en concienciar sobre la importancia de la protección solar
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.