Calabacín: propiedades y beneficios

La ventaja del calabacín es que es una hortaliza que podemos encontrar todo el año, lo que nos permite poder beneficiarnos de sus propiedades y beneficios en cualquier época del año, aunque la mejor temporada para disfrutarlo es durante los meses de verano y a principios de otoño.

Propiedades del Calabacín

El calabacín, pariente de la calabaza, es una hortaliza de sabor suave y agradable, que no destaca especialmente por ninguno de sus componentes, por lo que no lo podemos considerar un superalimento, ni una hortaliza excepcional. No obstante, es muy baja en calorías y no contiene colesterol.

Destaca su contenido en potasio en relación a otros vegetales,  y también por su contribución en asegurar los niveles de algunas vitaminas y minerales como la tiamina, la niacina, la riboflavina, el calcio, el fósforo, el magnesio y el zinc. 

Gracias a su alto contenido en agua, sobre un 94%, resulta ideal para mantenerse hidratado, sobre todo en los meses más calurosos del año.  También contiene fibra, sobre todo en su piel,  asegurando la cantidad necesaria, imprescindible para mantener una buena salud digestiva.  Si tenemos en cuenta su alto contenido en agua y fibra, vemos que es una hortaliza excelente para las dietas de adelgazamiento, ya que produce un efecto saciante.

 

propiedades del calabacín

 

Por otro lado,  su pulpa es rica en celulosa, algo a tener en cuenta ya que los humanos no fabricamos la enzima celulasa, imprescindible para convertir la celulosa en beta-glucosa.

Posee un alto contenido en agua, sobre un 94%, el calabacín resulta ideal para mantenerse hidratado, sobre todo en los meses más calurosos del año.

También contiene betacarotenos, concretamente es rico en luteína y zeaxantina, que contribuyen a mantener una buena salud visual además de aportar un potente efecto antioxidante a nivel celular.

 En la siguiente tabla podemos ver el valor nutricional por cada 100 gramos de calabacín.
tabla nutricional calabacín

 

 

Beneficios para la salud del calabacín

Para poder aprovechar al máximo todos los beneficios del calabacín debe ser cocinado al vapor o bien, consumido en crudo y cuando la hortaliza está en su punto óptimo de madurez.

De esta forma, el calabacín nos beneficia de las siguientes formas:

  • Su alto contenido en agua asegura una óptima hidratación.
  • Aporta energía que nos ayuda a mantener la vitalidad.
  • Tiene un contenido en grasas muy bajo, ideal para las dietas de adelgazamiento.
  • Tiene un contenido bajo en proteínas.
  • Bajo contenido en hidratos de carbono.
  • Contiene buenos niveles de fibra.
  • Contribuye en la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo gracias a su contenido en potasio y betacarotenos.
  • Sus niveles de fósforo ayudan a mantener unas funciones cerebrales correctas.
  • Su contenido en calcio contribuye en mantener los huesos fuertes.
  • El magnesio que posee el calabacín ayuda a la contracción y relajación muscular.
  • Su contenido en vitamina B9 favorece un correcto crecimiento.
  • Protege la piel y contribuye a mantenerla sana gracias a su contenido en vitamina A.
  • La vitamina C del calabacín nos brinda protección frente resfriados y gripes.
  • Favorece la cicatrización de heridas.
  • Gracias a las vitaminas A, C y E, así como a su contenido en zinc y selenio, el calabacín nos protege de los tóxicos y del envejecimiento.

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.