Síndrome de Burnout: síndrome del trabajador quemado

Síndrome de Burnout: síndrome del trabajador quemado

El Síndrome de Burnout, también conocido como el síndrome del quemado o síndrome de desgaste profesional, es una afección psicológica que se produce en relación al trabajo que una persona desempaña. Se trata de un fenómeno psicológico que puede acarrear unas consecuencias muy negativas como ansiedad, depresión o problemas de autoestima.

Se trata de un trastorno emocional vinculado al ámbito laboral debido al estrés causado por el trabajo y al estilo de vida del trabajador, y que es motivo de la gran mayoría de bajas laborales por ansiedad o depresión. Aunque los síntomas se presentan principalmente en el trabajo, pueden llegar a extenderse, así como sus consecuencias, a otros ámbitos de la persona como por ejemplo el ámbito familiar o social.

Aunque este síndrome afecta a unas profesiones más que a otras (médicos, profesores, enfermeros…), se puede producir en cualquier trabajo.

 

Causas del Síndrome de Burnout o Síndrome del Quemado

La principal causa de este síndrome se debe al entorno laboral y a las condiciones de trabajo.

El empleado se ve expuesto de forma continuada a:

  • Altos niveles de estrés
  • Carga de trabajo excesiva
  • Falta de formación
  • Discriminación laboral
  • Malas relaciones laborales
  • Poca autonomía
  • Ausencia de apoyo en su entorno

 

Según el manual diagnóstico del burnout de la OMS, esta afección se caracteriza por:

  • Sentimientos de agotamiento
  • Distanciamiento mental respecto al trabajo o sentimientos negativos hacia él
  • Disminución de la eficacia profesional

 

Todas estas situaciones pueden ocasionar que el trabajador llegue a padecer estrés crónico que acabe provocando el burnout.

 

sindrome de burnout

 

 

Factores de Riesgo en el Síndrome de Burnout

Aunque las causas del Síndrome del Quemado suelen ser exigencias excesivas que originan tensión y estrés, existen una serie de factores de riesgo:

  • La organización: El exceso de burocratización sin apoyo, la falta de tiempo para la organización de tareas (salir siempre tarde o llevarse el trabajo a casa) o no preocuparse de la sustitución de las bajas laborales pueden aumentar los niveles de estrés y propiciar el Burnout.
  • Expectativas Interpersonales: Todos tenemos expectativas en relación a nuestro trabajo y éstas, en muchas ocasiones, no se ajustan a la realidad provocando que la adaptación a esa realidad se produzca de forma más lenta. Sobre todo, cuando las expectativas son muy altas y no se cumplen, el trabajador puede acabar desarrollando síntomas como ansiedad, apatía, tristeza….
  • Cualidades Personales: Algunos rasgos y cualidades personales pueden ser un indicador de que una persona es más propensa a tener este síndrome. Por norma general, las personas conformistas, inseguras y dependientes tienen más posibilidades de sufrir depresión y ansiedad ante situaciones estresantes.

 

 

Síntomas del Síndrome de Burnout o Síndrome del Quemado

Los síntomas del Burnout son diversos y de diferente naturaleza. El Síndrome del quemado tiene determinados síntomas que permiten reconocer la enfermedad. Es importante identificar estos síntomas para poder actuar a tiempo e impedir que agraven.

Los síntomas se pueden clasificar en 5 categorías:

  • Afectivos
  • Cognitivos
  • Físicos
  • Conducta o comportamentales
  • Motivacionales

 

síntomas del síndrome de burnout

Síntomas Afectivos del Síndrome de Bournout

  • Falta de autoestima
  • Ansiedad
  • Depresión

 

Depresión y ansiedad

La depresión, la ansiedad y la extenuación forman parte de la tercera fase del síndrome de Burnout.  El empleado entra en un círculo vicioso de negatividad y agotamiento. Esto conduce a la depresión, la ansiedad o extenuación.

 

Falta de autoestima

Otra de las consecuencias del síndrome de Burnout es la falta de autoestima. El paciente se siente cada vez más inferior y el estrés nos conduce a cometer más errores. Esto puede dar lugar a que nos lo tomemos demasiado a pecho y favorecer con el tiempo, una depresión.

 

 

Síntomas Cognitivos del Síndrome de BurnOut

  • Impotencia, desamparo, desesperanza
  • Problemas de concentración
  • Trastornos de la memoria

 

Impotencia, desamparo y desesperanza

Las personas con BurnOut con frecuencia se preocupan seriamente por como superar la situación. Debido a los sentimientos constantes de desamparo, desesperanza e impotencia empieza a aparecer la ansiedad que con el tiempo puede acabar en depresión.

 

Problemas de concentración

Con frecuencia tienen lugar los trastornos de concentración que a menudo acaban convirtiéndose en un problema más grave. Resulta muy difícil concentrarse. El estrés permanente provoca un aumento en los niveles de cortisol (la hormona del estrés). Esto resulta perjudicial para el hipocampo, responsable de la memoria y la concentración. El aumento de la producción de cortisol afecta a las neuronas de esta parte del cerebro que se encuentra agotada y como consecuencia, aparecen los trastornos de concentración.

 

Trastornos de la memoria

Las personas con Burnout a menudo se encuentran con que su memoria les falla. Resulta muy difícil recordar las cosas y esta situación se agrava más si encima la persona afectada está agotada, al final de la jornada laboral o después de una tarea prolongada.

 

 

Síntomas físicos del Síndrome de Burnout

  • Cansancio, falta de energía
  • Insomnio
  • Problemas físicos: dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor muscular, etc
  • Problemas digestivos y falta de apetito
  • Mayor vulnerabilidad a las enfermedades
  • Taquicardia, aumento de los niveles de colesterol, aumento de la presión sanguínea…

 

Cansancio

Un signo claro del estrés y del BurnOut es el cansancio. Se debe a que el cerebro va al límite cada día, de manera que tanto el cuerpo como la mente acaban sin energía.  La persona afectada se siente fatigada, extenuada y siente que cada vez tiene menos energía.

 

Insomnio

Debido a las preocupaciones y al propio estrés, la persona con BurnOut tiene cada vez más dificultades para conciliar el sueño y cada vez, duerme peor. Esta situación causa que cada vez se sienta más cansada y se vaya creando un círculo vicioso estrés-cansancio.

 

Problemas Físicos

Pasado un tiempo los síntomas del estrés y la tensión empiezan a manifestarse. Los músculos se encuentran en continua tensión e impide que el cuerpo pueda relajarse y descansar. De manera, que la persona afectada pueda sufrir dolores de cabeza, de espalda y musculares.

 

Problemas de Digestión y Falta de Apetito

Muchas personas que padecen estrés sufren problemas digestivos, especialmente con el apetito. En el caso del síndrome de BournOut, es frecuente que la persona cada vez coma menos y en consecuencia, pierda peso. También es común que aparezcan problemas de estómago y/o de intestinos.

 

Mayor vulnerabilidad a las enfermedades

El estrés nos hace más vulnerables a la hora de padecer ciertas enfermedades. El sistema inmunitario puede verse afectado y determinadas enfermedades o alergias, pueden aumentar o agravarse.

 

Síntomas derivados del estrés

Los síntomas del BurnOut son principalmente síntomas del estrés. Por lo tanto, dentro de los síntomas del síndrome del trabajador quemado encontramos también taquicardia, aumento de los niveles de colesterol y de la presión sanguínea.

 

 

Síntomas de Conducta o Comportamentales del Síndrome de Burnout

  • Menor rendimiento
  • Absentismo
  • Hostilidad, agresividad

 

Menor rendimiento

El agotamiento físico y psíquico, así como la ansiedad y el estrés en general que se padece con el Burnout, acaba desarrollando sentimientos, actitudes y respuestas negativas hacia el entorno del trabajador. Esto conlleva a un incremento de la irritabilidad y a una pérdida de motivación que acaba reflejándose con un descenso del rendimiento laboral.

 

Absentismo

El estrés, la ansiedad, un bajo rendimiento laboral, la insastifacción, la incapacidad para soportar la presión y una baja autoestima dan como consecuencia un aumento del absentismo que, en la mayoría de casos, se refleja en forma de baja laboral. Cuando la situación ya es grave, el paciente evita el trabajo e incluso muchos llegan a abandonar su profesión.

 

Hostilidad, agresividad

Las personas con Burnout acaban teniendo problemas con el manejo de sus emociones. La ira, la hostilidad, la agresividad, la apatía y la falta de tolerancia se hacen cada vez más presentes en el individuo lo que complica su relación con los demás.

 

 

Síntomas Motivacionales del Síndrome de Burnout

  • Falta de interés, de entusiasmo…
  • Dependencia a ciertas sustancias

 

Falta de interés, desmotivación

El síndrome de Burnout hace que la persona se sienta perdida, inestable emocionalmente, con la sensación de haber perdido el control. Por lo tanto, se encuentra sumergida en la incertidumbre lo que hace que pierda la motivación en muchos aspectos, sobre todo en el trabajo. Esta desmotivación puede acabar provocando que la persona afectada se descuide a sí misma y a su entorno.

 

Dependencia a ciertas sustancias

En algunos casos, se recurre a determinadas sustancias para ponerle freno al estrés y la fatiga. Drogas, alcohol, tabaco, fármacos… son las más habituales. También existe el riesgo de caer de una forma más extrema y abusiva en el consumo de sustancias adictivas.

 

 

Diferencia entre el estrés laboral y el síndrome de Burnout

A veces resulta muy complicado diferenciar entre el estrés laboral y el síndrome de Burnout. La principal diferencia entre uno y otro está en que cuando una persona está estresada, si se rebaja el nivel de exigencia del trabajo o contara con más ayuda, el estrés disminuiría. En este caso, la situación estaría bajo control y la persona podría relajarse y descansar.

En cambio, la persona que sufre el síndrome de Burnout llega a perder el interés, la impotencia se apodera de ella. Siente angustia, desesperanza, no tiene objetivos, ni encuentran la solución por lo que es muy fácil que acaben desarrollando una depresión.

 

 

Síndrome de Burnout: consecuencias para la empresa

El síndrome de Burnout también acaba afectando a la empresa y a otros trabajadores. Se manifiesta un deterioro de la comunicación y de las relaciones interpersonales. Disminuye la capacidad de trabajo, el compromiso, baja el rendimiento laboral y la eficacia. El absentismo aumenta y junto a un alto grado de desmotivación, también aumentan las rotaciones de personal, sobre todo las salidas de la empresa lo que puede dar lugar a un descenso en la calidad de los servicios ofrecidos, aumento de quejas y reclamaciones, etc…

 

 

Consejos preventivos para el Síndrome de Burnout o del Trabajador Quemado

 

Resumen Post
Síndrome de Burnout: el estrés del trabajador
Título
Síndrome de Burnout: el estrés del trabajador
Resumen
El Síndrome de BurnOut, también conocido como el síndrome del quemado o síndrome de desgaste profesional, es una afección psicológica que se produce en relación al trabajo que una persona desempaña.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent
Farmacia Torrent