Síndrome de Raynaud: causas, síntomas y prevención

Síndrome de Raynaud: causas, síntomas y prevención

El Síndrome de Raynaud se produce por alteraciones de la circulación sanguínea de las manos o los pies, concretamente al contraerse los vasos sanguíneos de las extremidades cuando hace frío. Hormigueo, dolor y cambios de coloración en la piel, sobre todo en los dedos de las manos son sus síntomas más frecuentes.

El Síndrome de Raynaud

El Síndrome de Raynaud es un trastorno vasoespástico causado por una afección de los vasos sanguíneos que afecta, en la mayoría de los casos, a los dedos de las manos y/o de los pies.

Esta enfermedad causa que dedos de manos y pies se sientan dormidos y fríos, provocando incluso dolor. Se trata de una respuesta a las bajas temperaturas que provoca que las arterias que irrigan la piel se estrechen, limitando la circulación sanguínea a las zonas afectadas.

Las mujeres son más propensas a sufrir el Síndrome de Raynaud que los hombres. Se trata de una enfermedad frecuente sobre todo en personas que viven en climas fríos, afectando a 1 de cada 20 personas.

En un episodio de Raynaud, las arterias de los dedos de las manos y de los pies entran en un vasoespasmo cuando se exponen al frío o al estrés, estrechando los vasos sanguíneos y limitando de forma temporal la provisión de sangre. Con el tiempo, las arterias pueden engrosarse, lo que restringe todavía más el flujo de sangre.

Aunque esta enfermedad suele presentarse en manos y pies, también otras zonas del cuerpo pueden verse afectadas como la nariz, los labios, las orejas e incluso los pezones.

 

[Tweet «El fenómeno de Raynaud es una enfermedad que afecta los vasos sanguíneos.»]

 

 

síndrome de raynaud

 

Causas del Síndrome de Raynaud

A día de hoy, no se conocen las causas del síndrome de Raynaud. Se sabe que los vasos sanguíneos de manos y pies reaccionan ante las bajas temperaturas o el estrés. Por este motivo, los episodios se presentan, por lo general, cuando las personas que padecen este síndrome se encuentran en entornos con niveles altos de frío.

La exposición al frío, como meter las manos en agua fría, en la nieve, sacar algo del congelador o simplemente estar en un entorno frío, es el detonante más probable para que se desencadene un episodio.

Además de las bajas temperaturas, este síndrome se puede presentar a causa de algún medicamento como anticancerígenos o aquellos que estrechan venas y arterias. También enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus o la esclerodermia pueden ser causa de este síndrome.

Otra causa común, es el uso constante de maquinaria que provoque vibraciones y por último, el consumo habitual de tabaco y cafeína, contribuye a que los síntomas aumenten. Aún así, la mayoría de los casos son de origen desconocido.

 

Síndrome de Raynaud

 

Raynaud primario y Raynaud secundario

El Síndrome de Raynaud se clasifica en dos tipos:

Raynaud Primario

Es la forma más frecuente, conocida también como «enfermedad de Raynaud». Este tipo no se produce a causa de una afección asociada. Suele ser leve, hasta el punto que muchas personas con este tipo de Raynaud no buscan tratamiento e incluso, puede llegar a resolverse solo.

Los factores de riesto del Raynaud Primario suelen ser el sexo, se ven afectadas más mujeres que hombres. La edad ya que frecuentemente aparece entre los 15 y 30 años de edad. El clima, ya que es más frecuente en climas fríos y por último los antecedentes familiares.

 

[Tweet «Los síntomas de Raynaud pueden pasar de leves a graves. La mayoría son síntomas leves.»]

 

Raynaud Secundario

Conocido como «fenómemo Raynaud». Este tipo tiende a ser menos frecuente pero más grave y está causado por un problema no diagnosticado. Por lo general, los síntomas aparecen alrededor de los 40 años, cuando en el Raynaud primario aparecen mucho antes.

En el caso del Raynaud Secundario los factores de riesgo se deben a enfermedades del tejido conjuntivo, enfermedades de las arterias, síndrome del túnel carpiano, acciones repetitivas o vibraciones, tabaquismo, lesiones en manos o pies y ciertos medicamentos.

El fenómeno de Raynaud secundario es grave debido a que la disminución del flujo sanguíneo en los dedos puede llegar a provocar daños en los tejidos. La obstrucción total de una arteria puede provocar la formación de llagas en la piel o tejido muerto (gangrena), aunque rara vez se requiere la amputación de la zona afectada.

 

síndrome de raynaud - dedos

 

 

Síntomas del Síndrome de Raynaud

Los síntomas pueden durar unos minutos o alargarse durante horas, dependiendo de cada caso y circunstancia. Los síntomas más comunes de esta afección son:

  • Dedos de manos y pies fríos.
  • Entumecimiento, sensación de hormigueo o ardor en manos y pies, generalmente en los dedos.
  • Cambios en el color de la piel como respuesta al frío o al estrés. Tras el episodio, la piel se queda roja hasta volver a su coloración normal.
  • Sensación de inmovilidad o torpeza en los dedos.

Por lo general ante un episodio de Raynaud, la piel de las zonas afectadas primero se vuelve blanca. Luego, se suele volver azul y se sienten frías y entumecidas.

A medida que se va entrando en calor y mejora la circulación sanguínea, las zonas afectadas pueden volverse rojas, palpitar, picar e incluso hincharse.

 

fenómeno raynaud

 

Síndrome de Raynaud: prevención y tratamiento

En el caso del Raynaud Primario el tratamiento consiste básicamente en la prevención. Se recomienda utilizar ropa de abrigo, un calzado caliente, guantes… También se recomienda no fumar y evitar productos con cafeína.

A las personas que padecen la enfermedad de Raynaud Secundaria, se les puede administrar medicamentos para controlar la presión arterial, así como otros que relajen los vasos sanguíneos ya sea por vía oral o tópica.

 

[Tweet «No hay forma de prevenir el fenómeno de Raynaud, pero se puede prevenir un episodio.»]

 

Para prevenir un episodio de Raynaud podemos tomar las siguientes medidas de prevención:

 

  • Mantener el cuerpo caliente. Ajustar el termostato a una temperatura más alta. Abrigarse cuando se está en la calle o en la intemperie. Se pierde mucho calor por la cabeza, por lo que se recomienda utilizar un gorro, sobre todo en climas fríos, así como también varias capas de ropa, calcetines y calzado calientes y guantes.
  • Si las orejas o nariz son sensibles al frío, se recomienda utilizar orejeras y un buff o bufanda que nos cubra la punta de la nariz y los lóbulos de las orejas.
  • Si se va a estar durante mucho tiempo en el exterior, podemos utilizar calentadores de bolsillos o zapatos para mantener manos y pies calientes.
  • Utilizar vasos aislantes cuando se va a beber algo frío y utilizar guantes cuando vayamos a sacar algo del congelador.
  • En el coche encender la calefacción antes de iniciar la conducción.
  • En casa ponte calcetines y si hace falta, duerme con ellos.
  • Evita cambios rápidos de temperatura y el clima húmedo.  El clima húmedo y lluvioso también puede causar un episodio.
  • Evita el aire acondicionado. En climas cálidos, el aire acondicionado también puede provocar un episodio.
  • No fumar,  ya que la nicotina en los cigarrillos hace que baje la temperatura de la piel, lo que puede causar un episodio.
  • Evita los medicamentos que pueden causar un episodio. Ciertos medicamentos hacen que el vaso sanguíneo se estreche, lo que puede provocar un episodio. Estos incluyen los beta-bloqueadores,  medicamentos para el resfriado, la cafeína, los narcóticos, ciertos medicamentos para el dolor de cabeza y las migrañas, y algunos medicamentos para la quimioterapia.
  • Controla el estrés  ya que el estrés puede provocar un episodio. Hable con tu médico acerca de las técnicas para reducir el estrés.

En los casos más graves, se puede necesitar cirugía para restablecer el flujo sanguíneo a las partes del cuerpo afectadas por la enfermedad.

 

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 210 artículos en este blog.

A %d blogueros les gusta esto: