Migraña ¿Qué la provoca, síntomas y cómo abordarla?

Migraña, causas y síntomas

La migraña es el tipo de cefálea que mayor número de visitas origina en los consultorios médicos. Se estima que un 15% de la población mundial sufre migraña de forma frecuente, de los cuales un 25% llega a presentar incluso síntomas neurológicos.

 

¿Qué es la migraña?

La migraña es un tipo de dolor de cabeza (cefálea) que además del dolor, puede presentar otros síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y al sonido.

Se trata de un dolor de cabeza intenso, recidivante y pulsátil que habitualmente afecta a un lado de la cabeza, aunque en algunos casos puede afectar a ambos lados.

La migraña puede presentarse a cualquier edad, aunque por lo general lo hace entre los 10 y 30 años, siendo más frecuente en mujeres que en hombres.

El dolor se presenta de forma repentina y puede estar predecido o acompañado por otros síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales.

Se produce como consecuencia de la activación de las fibras del nervio trigémino, que es el nervio responsable de transmitir la sensibilidad de la cabeza.

Este nervio tiene tres ramas, donde las fibras que provienen de la primera rama son las que rodean a los vasos sanguíneos de las meninges, que son precisamente las estructuras recubren el cerebro y las qué duelen cuando se presenta una migraña.

Cuando aparece un ataque de migraña se produce una inflamación de las meninges que es la responsable de provocar el dolor.  A día de hoy, se cree que el dolor de las migrañas se debe a un mal funcionamiento del sistema del dolor.

 

 

 

Causas de la migraña

Aunque las causas exactas de la migraña se desconocen a ciencia cierta, sí que se cree que es un trastorno con base genética, aunque las causas desencadenantes son difíciles de identificar y diferentes en cada persona.

De hecho, se sabe que la migraña es causada por una actividad anormal del cerebro que se puede desencadenar por múltiples factores.

Las causas desencadenantes de la migraña suelen ser:

  • Genéticas: Se sabe que algunas formas de migraña se transmiten por un gen que se encuentra en el cromosoma 9.
  • Edad: En la infancia la migraña se presenta por igual tanto en niños como en niñas. Es a partir de la pubertad, debido a los cambios hormonales, donde la incidencia de esta afección se inclina hacia las mujeres.
  • Estrés y ansiedad: Hoy en día el estrés y la ansiedad afectan a nuestra salud general y en este caso también, ya que son los principales desencadenantes de migrañas.
  • Cambios hormonales: Cambios en los niveles hormonales durante el ciclo menstrual o por el uso de píldoras anticonceptivas pueden desencadenar en una migraña. También es frecuente sufrir una crisis una o dos veces al mes, sobre todo en primavera y otoño. En cambio, durante el embarazo, las migrañas suelen mejorar al desaparecer la menstruación.
  • Consumo de alcohol y algunos alimentos: Algunos alimentos y bebidas pueden provocar un ataque de migraña, sobre todo aquellos que contienen tiramina o glutamato monosódico (MSG), así como las carnes procesadas con nitratos.
  • Alteraciones del sueño: La falta o exceso de sueño también pueden ser precipitantes de la migraña.
  • Factores medioambientales: El tiempo, los cambios de temperatura, la altitud, las luces intensas o fluorescentes, las pantallas, los fuertes olores o los ruidos fuertes pueden desencadenar una migraña.

 

 

Las migrañas también pueden desencadenarse por cualquiera de las siguientes razones:

  • Abstinencia de cafeína
  • Ejercicio físico o estrés físico
  • Saltarse las comidas
  • Fumar o exponerse al humo de tabaco

 

migrañas

 

Migraña Crónica

Las migrañas crónicas son aquellas que aparecen durante más de 15 días al mes. Son poco frecuentes, se presentan en un 2% de los casos afectando más a mujeres.

La migraña puede convertirse en una enfermedad crónica si la persona que la sufre no toma las medidas adecuadas.

Algunos factores como la automedicación, el consumo excesivo de analgésicos, la falta de diagnóstico y tratamiento, el sobrepeso y la obesidad, algunos trastornos respiratorios del sueño, la depresión, el estrés y la ansiedad pueden provocar que una migraña pase a ser una afección crónica o que pase de un estado de baja frecuencia a  alta frecuencia.

Por ello, es fundamental que la migraña sea tratada y controlada por un médico, así como seguir con rigor la medicación prescrita.

 

 

Tipos frecuentes de migraña

Existen diferentes tipos de migraña. La migraña con aura está predecida por alteraciones visuales. La migraña acompañada aparece con la pérdida de la fuerza en la mitad del cuerpo o con alteraciones en el sistema nervioso central. Y otro tipo de migraña, que no presenta cefálea, se  caracteriza por vómitos, náuseas y cansancio.

Teniendo en cuenta al 90% de las personas que sufren migraña, podemos determinar que los tipos de migraña más frecuentes son:

  • Cefalea de tensión:es un dolor leve o moderado. Provocado por el estrés, malas posturas, fatiga o depresión.
  • Cefalea de racimo: Es más frecuente en mujeres. Se trata de un dolor en uno de los lados de la cabeza que se extiende hasta llegar al ojo. Puede durar unos 15 minutos y a menudo ocurre por la noche.
  • Migrañas o jaquecas: Constituye un conjunto de síntomas entre los que se encuentran, además del dolor de cabeza, vómitos, náuseas, sensibilidad a la luz y al ruido. Las migrañas son trastornos que tienen base hereditaria. El dolor suele localizarse en una parte de la cabeza o en toda. Tiene un carácter pulsátil y se acompaña de un malestar generalizado. Este dolor empeora normalmente con la actividad física y mejora con el reposo. Afecta a 17 de cada 100 mujeres y a un 5 por ciento de los hombres.
  • Migrañas menstruales: es la migraña que aparece en el inicio o en el fin del ciclo menstrual. Tiende a desaparecer en la menopausia y se relaciona con la caída de estrógenos que se produce en la menstruación.

 

 

Síntomas de la migraña

Debido a que no existe ninguna prueba de laboratorio que pueda diagnosticar una migraña, puede llegar a resultar bastante difícil identificarla.

Un 20% de las personas que tienen migraña manifiestan depresión, irratibilidad, inquietud, náuseas o falta de apetito que aparecen entre 10 minutos y media hora antes de iniciarse el dolor de cabeza.

Otras personas pierden la visión o perciben luces dispersas (punto ciego), e incluso algunas pueden sufrir una distorsión de las imágenes. También pueden aparecer hormigueos o debilidad en un brazo o una pierna.

Lo habitual es que que estos síntomas desaparezcan poco antes de iniciarse el dolor de cabeza,  pero a veces pueden mezclarse con el dolor.

 

Síntomas premonitorios de la migraña

Este tipo de síntomas aparecen en un 60% de los afectados por migraña. Se manifiestan entre dos horas y dos días antes de iniciarse el dolor.  Algunos de estos síntomas son cansancio, dificultad para concentrarse, aumento del apetito, bostezos y una retención excesiva de líquidos.

 

Aura migrañosa
Aura migrañosa

 

¿Qué es el Aura?

El aura hace referencia a los síntomas neurológicos transitorios que provocan alteraciones en la visión en la mayoría de los casos y en menor medida, sensibilidad y alteraciones del lenguaje. El aura se da entre un 15%-20% de los casos y tiene una duración breve, entre 10 y 30 minutos.

Las migrañas pueden presentarse con aura o sin aura. El aura suele aparecer antes del dolor de cabeza, como una señal que nos advierte del dolor que se avecina.

 

Hay diferentes tipos de aura:

  • Aura visual: la más común, aparece en un 90% de los casos mediante destellos en la mitad del campo de visión, distorsiones o alteraciones de la visión ya sean del color o del tamaño de los objetos.
  • Aura sensitiva: se presenta en un 60% de los casos. Se presenta en forma de hormigueo que aparece en los dedos de la mano, extendiéndose hacia los hombros e incluso pudiendo alcanzar boca y lengua.
  • Aura del lenguaje: poco frecuente. La persona presenta problemas para articular o para entender a otras personas.
  • Aura retiniana: muy poco habitual. Tiene los mismos síntomas que el aura visual pero con la diferencia de que afecta a un solo ojo.
  • Aura del troncoencéfalo: también muy poco frecuente. Los síntomas aparecen en el troco encefálico y son similares a los del aura visual, sensitiva y del lenguaje.
  • Aura motora: muy poco frecuente. Produce una parálisis temporal de una parte o de la totalidad del cuerpo. No suele durar más de 24 horas.

 

La fase del dolor en las migrañas

La migraña se presenta como un dolor leve de cabeza que va aumentando en intensidad. Su duración puede ser de entre 4-72 horas, aunque sólo una sexta parte de las personas afectadas la sufren durante más de 48 horas.

Cuando el dolor  que provoca la migraña va desapreciendo, el 80% de los pacientes afirma encontrarse mal tras el episodio de dolor intenso. Este malestar puede durar desde unas pocas horas hasta días.

 

 

Tratamientos para la migraña

Debido a que las migrañas pueden presentar dolores más o menos intensos, pueden ser más o menos severas y ocurrir con más o menos frecuencia, es fundamental crear un tratamiento a medida de la persona que atienda sus necesidades.

Para el tratamiento de la migraña encontramos tanto tratamientos farmacológicos, como no farmacológicos.

También están los conocidos medicamentos de rescate, que son los que se aplican cuando la medicación intensa falla.  Algunos de estos medicamentos pueden ser inyecciones intramusculares o intravenosas.

Los tratamientos para la migraña pueden causar somnolencia, en algunos pacientes tan intensa que les impide realizar sus actividades diarias.

 

Acupuntura migraña

 

 

En el tratamiento farmacológico de la migraña se emplea:

  • Analgésicos: aspirina, ibuprofeno, paracetamol o metamizol. Al no presentar una alta eficacia,  este tipo de fármacos se recomienda más en el caso de migrañas leves o moderadas.
  • Antiinflamatorios: ácido acetil salicílico, naproxeno sódico, ibuprofeno, dexketoprofeno y diclofenaco. Se administran en aquellas personas que tienen episodios de leve o moderada intensidad.
  • Antieméticos: se utilizan para las migrañas que presentan náuseas y vómitos.
  • Ergotamina: la ergotamina se utiliza para prevenir y tratar las migrañas. Previene que los vasos sanguíneos se expandan provocando el dolor de cabeza.
  • Triptanes: están considerados los medicamentos más efetivos para las migrañas de intensidad moderada o grave. Algunos de ellos son sumatriptán, zolmitriptán, naratriptán, rizatriptán, almotriptán, eletriptán o frovatriptán, y cada uno tiene indicaciones específicas.

 

Por otro lado, disponemos de otros medicamentos que pueden prevenir la aparición de una crisis de migraña:

  • Betabloqueadores: Se emplean en migrañas sin aura, por hipertensión o embarazo.
  • Neuromoduladores: Para migrañas crónicas, de epilepsia o sobrepeso.
  • Calcioantagonistas: En casos de intolerancia a los betabloqueantes o topiramato.
  • Antidepresivos: Para las migrañas que tienen como origen una depresión o para las cefáleas de tensión
  • Antihipertensivos:  Para las migrañas por hipertensión o por intolerancia también a los betabloqueantes.
  • Bótox: Se utiliza en  el caso de las migrañas crónicas. Es capaz de reducir en un 50% la duración de la migraña.

 

 

Terapias alternativas para la migraña

Las terapias alternativas no farmacológicas están siendo de gran éxito en el tratamiento y prevención de la migraña.

Entre estas terapias, las más recomendables son:

  • Acupuntura
  • Masajes
  • Medicina ayurvédica
  • Osteopatía
  • Quiropráctica
  • Yoga
  • Meditación

 

 

 

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

Resumen Post
Migraña ¿Qué las provoca, síntomas y cómo abordarlas?
Título
Migraña ¿Qué las provoca, síntomas y cómo abordarlas?
Resumen
La migraña es el tipo de cefálea que mayor número de visitas origina en los consultorios médicos. Se estima que un 15% de la población mundial sufre migraña de forma frecuente, de los cuales un 25% llega a presentar incluso síntomas neurológicos.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent

2 comentarios en “Migraña ¿Qué la provoca, síntomas y cómo abordarla?

  1. Muy bien explicado, se agradece. Yo me asusté mucho cuando empecé a tener migrañas por un mal diagnóstico. Perdía la vista por el aura, una luz brillante me hace perder visión y luego se desencadena el dolor. El médico me dijo que era una subida de tensión pero no, era una migraña que a día de hoy aún sigue haciéndome compañía de vez en cuando.

    Roser

  2. Hola Roser,

    Relamente confundir los síntomas del aura de las migrañas, con los síntomas de un accidente cerebrovascular pasa con mucha frecuencia. También hay que tener en cuenta que existe una relación establecida entre las migrañas con aura y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y cerebrovascular. Por ello, ante el menor síntoma lo mejor es acudir al médico y en el caso de sufrir migraña, tenerla controlada bajo un seguimiento médico.

    ¡Cuídate mucho Roser y gracias por leernos!

Los comentarios están cerrados.