Infecciones por Estafilococos: síntomas y tratamientos

Los estafilococos es un género de bacterias estafilococáceas que comprenden microorganismos que están presentes en la mucosa y en la piel de los humanos, incluso en las personas sanas. También se encuentran en otros mamíferos y aves. Incluyen 35 especies y 17 subespecies, muchas de las cuales se encuentran en los humanos.

Dentro de la familia de los estafilococos, las especies que se asocian más a las enfermedades en humanos son:

  • Estafilococos aureus
  • Estafilococos epidermidis
  • Saprophyticus estafilococos
  • Capitis estafilococos
  • Estafilococos haemolyticus

 

 

estafilococos cepa

 

 

Características de los estafilococos

Los estafilococos se caracterizan por crecer con mucha facilidad sobre casi todos los medios bacteriológicos. Puede crecer tanto en condiciones con oxígeno como sin él.

Su mayor crecimiento se produce ante temperaturas que oscilan entre los 5º-25º C y pueden causar daños en diferentes organismos del cuerpo si no se aplica el tratamiento adecuado y necesario para combatirla.

Las infecciones por estafilococos pueden causar muchos tipos de infecciones diferentes como:

  • Infecciones de la piel (forúnculos, impétigo ampolloso)
  • Infecciones de los huesos
  • Bacteremia (infección del torrente sanguíneo que puede llevar a una sepsis)
  • Endocarditis (infección del revestimiento interno de las cámaras y válvulas del corazón)
  • Intoxicación por alimentos
  • Neumonía
  • Síndrome de shock tóxico (potencialmente mortal a causa de las toxinas de ciertos tipos de bacterias)
  • Diarrea, vómitos y náuseas.

 

Las infecciones por estafilococos pueden volverse potencialmente mortales si las bacterias invaden el organismo, si llegan al torrente sanguíneo, a las articulaciones, los huesos, los pulmones o el corazón.

 

 

 

Causas de las infecciones por estafilococos

Aunque muchas personas tienen estafilococos en la piel o en la nariz, no por ello contraen una infección. El riesgo aumentaría si sufriesen algún corte o herida ya que en este caso, las bacterias pueden entrar en el organismo y causarla.

Los estafilococos pueden propagarse de una persona a otra. También se pueden encontrar en objetos como toallas, ropa, manijas de puertas, equipos deportivos, mandos a distancia… Otro factor a tener muy en cuenta es en la manipulación de alimentos ya que también resulta muy fácil contagiar a otros si no se toman las medidas de higiene y protección necesarias.

Resumiendo, cualquier persona puede desarrollar una infección por estas bacterias aunque las que corren un mayor riesgo son:

  • Personas con enfermedades crónicas como la diabetes, cáncer, enfermedad vascular, enfermedad pulmonar y eczema.
  • Aquellas con el sistema inmunitario debilitado.
  • Personas que toman medicamentos para prevenir el rechazo de órganos.
  • Pacientes en tratamiento con quimioterapia.
  • Aquellas personas que se hayan sometido recientemente a una cirugía.
  • Uso de un catéter (para respiración o alimentación).
  • Pacientes que realizan diálisis.
  • Personas que consumen drogas por vía intravenosa.
  • Personas que practican deportes de contacto.

 

Infección por estafilococos

Los diferentes tipos de estafilococos

Como comentábamos existen más de 30 tipos de estafilococos aunque las bacterias más comunes de este género son:

 

Estafilococos aureus

Las infecciones por Staphylococcus aureus son muy comunes con el agravante de que esta bacteria es resistente a los antibióticos, concretamente a la penicilina, por lo que se ha convertido en un auténtico reto para la medicina.

Puede causar un amplio abanico de enfermedades que van desde infecciones cutáneas y de las mucosas como foliculitis, forunculosis o conjuntivitis, hasta enfermedades de alto riesgo ya que esta bacteria puede afectar al sistema digestivo e incluso matar por insuficiencia cardíaca a causa de una endocarditis.

Debido a su resistencia microbiana, actualmente los antibióticos más eficaces para combatirla son los aminoglucósidos, la oxacilina o la nafcilina.

 

 

Staphylococcus epidermidis

Esta bacteria la encontramos frecuentemente en la piel humanos y animales, así como en las membranas de las mucosas. Debido a la contaminación, el Staphylococcus epidermis es la más hallada en los análisis de laboratorio y es sensible al antibiótico novobiocina.

Las infecciones más comunes que suele causar son infecciones de catéter, de implante de prótesis, infecciones de heridas, cistitis, septicemia, meningitis, endocarditis y endoftalmitis.

 

Staphylococcus Saprophyticus

El Staphylococcus Saprophyticus se localiza sobre todo en el recto, la uretra y el cérvix. Es causa frecuente de infecciones del tracto urinario en mujeres jóvenes sexualmente activas. También causa infecciones urinarias en niños y niñas, hombres de todas las edades y mujeres postmenopáusicas.

Existen referencias bibliográficas de otras infecciones como endocarditis, bacteriemia y endoftalmitis tras cirugía de cataratas.

En este caso, es sensible a los antibióticos frecuentes para el tratamiento de infecciones del tracto urinario a excepción del ácido nalidíxico y fosfomicina.

 

Estafilococos capitis

Esta bacteria forma parte de la flora normal de la piel, del cuero cabelludo, rostro, cuello y orejas. Se ha asociado con endocarditis de válvula protésica pero rara vez con infección de válvula nativa.

El estafilococos capitis produce un biofilm vicioso que le permite adherirse a dispositivos médicos haciendo que sean difíciles de eliminar por la respuesta inmune del paciente a la terapia con antibióticos. Por fortuna, tiene una menor propensión a la resistencia microbiana lo que mejora las posibilidades de erradicarla éxitosamente.

 

Estafilococos haemolyticus

El estafilococos haemolyticus rara vez causa infecciones en los tejidos blandos pero si que es más común encontrarla en pacientes inmunocomprometidos.

Esta bacteria es de una gran importancia clínica debido a su resistencia a numerosos agentes antimicrobianos de uso común en los hospitales como la vancomicina. Esto ha ocasionado un aumento tanto en las cifras de infecciones nosocomiales como en la tasa de mortalidad.

Entre las patologías que Staphylococcus haemolitycus origina se encuentran: Bacteriemia, infección de heridas, pie diabético, osteomielitis, infección oftálmica post quirúrgica, endocarditis y meningitis.

 

 

Síntomas de las infecciones por estafilococos

Como hemos visto, las infecciones por estafilococos pueden causar desde problemas leves en la piel hasta endocarditis que ponen en riesgo la vida. Por ello, los síntomas de las infecciones por estafilococos  varían según el lugar y grado de gravedad de la infección.

 

Infecciones en la piel por estafilococos

Las infecciones de la piel provocadas por estafilococos comprenden:

Forúnculos

Es el tipo de infección más común. Se trata de una acumulación de pus que se forma en un folículo piloso o una glándula sebácea. La piel que se encuentra por encima de la zona infectada se enrojece y se inflama.

Si un forúnculo se revienta, el pus seguramente supurará. Aparecen con mayor frecuencia debajo de los brazos, alrededor de la ingle o de los glúteos.

 

Impétigo

Se trata de una erupción cutánea contagiosa y a menudo dolorosa. Suele caracterizarse por la aparición de grandes ampollas que pueden supurar líquido y formar una costra color miel.

 

Celulitis

La celulitis es una infección de las capas profundas de la piel que causa enrojecimiento de la piel e hinchazón en la superfície. También se pueden formar úlceras o zonas de supuración de secreciones.

 

Dermatitis exfoliativa estafilocócica

Esta infección es consecuencia de las toxinas que se producen como resultado de una infección por estafilococos. Esta enfermedad, afecta principalmente a niños causando fiebre, erupción cutánea y en algunos casos, ampollas. Cuando la ampolla revienta, la capa superior de la piel se desprendre dejando una superficie roja y rugosa, similar a una quemadura.

 

estafilococos infeccion

 

 

Intoxicación alimentaria

Los estafilococos son una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria. En este caso, los síntomas aparecen rápido, tan solo unas horas después de haber comido un alimento contaminado. Por suerte, a menudo estos síntomas desaparecen rápidamente.

Las intoxicaciones alimentarias causadas por estafilococos no suelen provocar fiebre y sus síntomas comprenden:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Deshidratación
  • Presión arterial baja

 

 

Septicemia

La septicemia es una infección de la sangre que se produce cuando las bacterias estafilococos llegan al torrente sanguíneo. Algunos síntomas de la septicemia son fiebre y presión arterial baja.

Las bacterias también pueden moverse a otros lugares del cuerpo y producir infecciones que afecten a órganos internos, huesos, músculos y dispositivos implantados quirúrgicamente.

 

Síndrome de choque tóxico

Esta infección es de alto riesgo. Se produce debido a las toxinas producidas por algunas cepas de estafilococos y se ha vinculado al uso de ciertos tampones, a heridas en la  piel y a cirugías.

Sus síntomas más comunes son fiebre alta, náuseas y vómitos, erupción cutánea en las palmas y plantas de los pies similares a una quemadura solar, confusión, dolores musculares, diarrea y dolor abdominal.

 

Artritis Séptica

La artritis séptica a menudo se produce por una infección por estafilococos. Suele afectar a rodillas, hombros, caderas y dedos de manos o pies.

Sus síntomas son hinchazón en las articulaciones, dolor intenso en la articulación y fiebre.

 

Endocarditis

Algunos de sus síntomas son similares a los de la gripe como fiebre, escalofríos y fatiga. Otros síntomas comunes de esta infección son latidos rápidos del corazón, dificultad para respirar y acumulación de líquidos en las extremidades.

 

sepsis

 

Infección por estafilococos: factores de riesgo

Muchas personas son portadoras de estafilococos y nunca llegan a contraer infecciones por ello. No obstante, si se contrae una infección por estas bacterias es muy probable que la causa sean bacterias que han estado portando durante algún tiempo.

Esto se debe a que los estafilococos son resistentes y pueden vivir el tiempo suficiente en diversos objetos como las fundas de las almohadas o las toallas lo que les permite poder trasladarse a la persona que entre en contacto con estos objetos. También se pueden transmitir de una persona a otra.

Por otro lado, la resistencia de estas bacterias les permite sobrevivir ante las siguientes situaciones:

  • Temperaturas extremas
  • Acidez estomacal
  • Secado
  • Niveles altos de sal

 

Existen otros factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones por estafilococos como:

 

Afecciones no diagnosticadas

Ciertos trastornos así como los fármacos que se utilizan para tratarlos pueden aumentar el riesgo de infección: diabetes que requiere insulina, VIH, insuficiencia renal que requiere diálisis, sistema inmunitario debilitado, cáncer, eczemas, picaduras de insectos, traumatismos de la piel, enfermedad respiratoria.

 

Hospitalización

Todavía no se ha conseguido erradicar a los estafilococos de los hospitales. Son las personas hospitalizadas o que han sido hospitalizadas recientemente las más vulnerables, sobre todo aquellas que tienen el sistema inmunitario debilitado, quemaduras y heridas quirúrgicas.

 

Dispositivos invasivos

Los estafilococos pueden moverse por los tubos que conectan  los órganos internos con el exterior como: los tubos de diálisis, sondas urinarias, sonda de alimentación, tubos de respiración, catéteres intravasculares.

 

Deportes de contacto

Las infecciones también pueden transmitirse en los vestuarios al compartir máquinas de afeitar, toallas, equipos, ropa… así como a través de cortes, abrasiones y el contacto piel a piel.

 

Manipulación de alimentos

Las personas portadoras o con alguna infección presente y que no se lavan adecuadamente las manos, pueden transferir los estafilococos de su piel a los alimentos.

 

Estafilococos prevención

Existen ciertas medidas a través de las cuales podemos reducir el riesgo de una infección por estafilococos:

  • Lavado de manos
  • Mantener las heridas cubiertas
  • Reducir el riesgo de los tampones, no dejarlos puestos mucho tiempo.
  • No compartiendo elementos personales como toallas, sábanas, ropa, equipos deportivos, etc..
  • Lavar la ropa y sábanas con agua caliente. En la ropa blanca utiliza blanqueadores. Ten en cuenta que aunque sea mejor secar la ropa en la secadora, los estafilococos pueden sobrevivir al secado.
  • Lavarse las manos antes de manipular alimentos y asegurar que las comidas calientes permanezcan a una temperatura superior de 60º C. Las comidas frías se han de mantener a 4,4º C o menos. Refrigera los alimentos y las sobras lo antes posible.

 

lavado de manos

 

Tratamiento para la infección por estafilococos

El tratamiento médico de una infección por estafilococos comprende:

Antibióticos

La elección de antibióticos se realiza según la zona infectada, la gravedad de la infección y los perfiles locales de resistencia.

Muchas cepas de estafilococos producen penicilinasas, unas enzimas que inactivan varios antibióticos beta-lactámicos. Estas cepas son resistentes a la penicilina y a la ampicilina.

Las cepas extrahospitalarias a menudos son sensibles a las penicilinas como meticilina, oxacilina, nafcilina, cloxacilina, dicloxacilina. También a las cefalosporinas, carbapemicos, tetraciclinas, macrólidos, fluoroquinolonas, trimetroprim/sulfametoxadol, gentamicina, vancomicina y teicoplanina.

El estafilococos aureus cada vez es más frecuente, especialmente en los hospitales. A pesar de ser resistentes a la mayoría de beta-lactámicos, suelen ser sensibles a los TMP/SMX y tetraciclinas y a menudo, a la clindamicina. Aún así, hay un riesgo potencial de aparición de resistencia a la clindamicina en cepas con resistencia inducida a la eritromicina.

 

Debido al aumento de cepas de estafilococos resistentes a los antibióticos, actualmente alrededor de tan solo el 10% de infecciones pueden curarse con penicilina.

 

La vancomicina es eficaz contra la mayoría de estafilococos aureus, en ocasiones con rifampicina y un aminoglucósido agregados.  De hecho, cada vez se utiliza más para tratar infecciones graves por estafilococos. Sin embargo, este y otros antibióticos deben administrarse por vía intravenosa.

Se han detectado cepas resistentes a la vancomicina. En estos casos se requiere tratamiento con linezolida, tedizolida, quinupristina/dalfopristina, daptomicina, TMP/SMX o ceftarolina.

 

 

mupirocina1-1

Supuración de la herida

Cuando se produce una infección en la piel es muy probable que el médico opte por realizar una incisión en la llaga para drenar el líquido acumulado.

Si sospechas que puedes tener una infección en la piel, limpia la zona y cúbrela hasta que acudas al médico. De esta forma, evitarás la propagación de las bacterias.

 

Extracción del dispositivo

Si la infección tiene relación con un dispositivo o prótesis, éste se debe extraer de inmediato. En muchos casos esta extracción puede requerir cirugía.

 

 

 

 

 

Coagulasa-negative staphylococci: pathogens have major role in nosocomial infections. Postgrad Med 2001; 110: 63-76.        [ Links ]

Medicine Plus “Infecciones por estafilococos”   [ Links ]

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 82 artículos en este blog.

Resumen Post
Infecciones por Estafilococos: síntomas y tratamientos
Título
Infecciones por Estafilococos: síntomas y tratamientos
Resumen
Los estafilococos se caracterizan por crecer con mucha facilidad sobre casi todos los medios bacteriológicos. Puede crecer tanto en condiciones con oxígeno como sin él.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent