Vacuna de la gripe: todo lo que hay que saber

Estamos en plena campaña de vacunación contra la gripe. La vacuna de la gripe,  también conocida como vacuna contra la influenza o vacuna antigripal  ha generado desde su aparición todo tipo de opiniones y controversías, pero lo cierto es que es una vacuna necesaria, que salva vidas y hoy vamos a hablar de ella y de los mitos y verdades de la vacuna antigripal.

La gripe es una infección respiratoria causada por varios virus. La mayoría de las personas que contraen la enfermedad mejoran por sí solas, pero en ocasiones la gripe puede ser grave e incluso causar la muerte.

 

 

Cada temporada la gripe es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de diferentes maneras. Incluso las personas sanas pueden enfermarse gravemente a causa de la gripe y contagiar a otros el virus.

Vacuna de la gripe

 

¿Cómo funcionan las vacunas antigripales?

Las vacunas contra la gripe hacen que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo aproximadamente quince días después de la vacunación. Estos anticuerpos protegen contra la infección con los virus que incluye la vacuna.

Cada temporada de gripe es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de diferentes maneras. Incluso las personas sanas pueden enfermarse gravemente a causa de la influenza y contagiar a otros el virus.

Cada año se desarrollan diferentes vacunas. Se determina que tipos de virus serán los más comunes en la próxima temporada y en base a ello, se fabrican cada año nuevas vacunas que protejan frente a estos determinados virus. Por ello, cada año suelen ser diferentes las vacunas antigripales.

Existen diferentes vacunas.  Algunas específicas para mayores de 65 años, otras las denominadas “trivalentes”, se fabrican para brindar protección contra los tres virus de la influenza A; H1N1, H3N2 y un virus de la influenza B.

También se elaboran vacunas contra la gripe que protegen contra 4 virus, las denominadas vacunas “tetravalentes”. Éstas brindan protección contra los mismos virus que la vacuna “trivalente”, más un virus de la influenza B.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomienda cada año la vacunación para todas las personas mayores de 6 meses, con la vacuna inactivada contra la influenza IIV o la vacuna recombinante RIV.  No existe preferencia de una vacuna antigripal sobre otra, hay muchas opciones entre las que elegir, por lo que lo mejor es consultar cada año con el médico para ver que vacuna es mejor para cada uno.

 

la vacuna de la gripe

 

¿Quién se debe vacunar de la gripe?

La vacuna de la influenza se recomienda cada año a todas las personas de 6 meses de edad o superior, pero sobretodo se recomienda en aquellas personas de alto riesgo:

 

Personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con la influenza

  • Niños menores de 5 años, especialmente los menores de 2 años.
  • Personas mayores de 65 años de edad.
  • Mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz.
  • Personas mayores que residen en geriátricos y otros centros de cuidado.
  • Personal sanitario que está en riesgo de contraer el virus por contacto con personas de riesgo (enfermeras, médicos, cuidadores, etc…)

 

Personas que padecen afecciones médicas:

  • Asma
  • Enfermedades pulmonares crónicas
  • Enfermedades neurológicas
  • enfermedades cardíacas
  • Trastornos sanguíneos
  • Trastornos endocrinos
  • Afecciones renales
  • Enfermedades del hígado
  • Trastornos metabólicos
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado.
  • Personas menores de 19 años que toman a largo plazo algún tratamiento de aspirinas.
  • Personas con obesidad extrema (IMC 40 o superior)

 

quien debería vacunarse de la gripe

 

¿Cuándo debo vacunarme?

La vacunación contra la influenza se recomienda tan pronto esté la vacuna disponible. Si es posible, antes del mes de octubre.

De todas maneras, mientras los virus de la gripe estén en circulación, la vacuna se sigue ofreciendo durante toda la temporada.

Lo ideal, teniendo en cuenta que el desarrollo de anticuerpos para protegernos de la infección dura dos semanas, es vacunarse antes de que el virus comience a circular.

 

¿Por qué debo vacunarme contra la influenza todos los años?

Se necesita una vacuna contra influenza todas las temporadas por dos motivos:

1.- La respuesta inmunológica del cuerpo de la vacunación disminuye con el tiempo, por ello es necesario recibir una vacuna anual para que la protección sea óptima.

2.- Dado que los virus de la influenza cambian constantemente, la fórmula de la vacuna contra la influenza se revisa todos los años y, a veces, se actualiza para que sea efectiva ante los cambiantes virus de la influenza.

Para contar con la mejor protección, todas las personas mayores de 6 meses deben vacunarse todos los años.

La protección contra la gripe no es inmediata. Tras dos semanas de haber recibido la vacuna, los anticuerpos comienzan a desarrollarse y a brindar protección. Por ello, es mejor vacunarse a inicios de otoño, antes de que empiece la temporada de influenza.

 

¿Cuáles son los factores que influyen en la efectividad de la vacuna?

La efectividad de la vacuna contra la gripe puede variar de una temporada a otra. La efectividad de la vacuna también puede variar según la persona a la que se le administra la vacuna.

Dos factores juegan un papel importante a la hora de determinar las probabilidades de protección de la vacuna contra la influenza:

1.- Las características de la persona a la que se le administrará la vacuna (edad y estado de salud)

2.- La similitud o “combinación” entre los virus incluidos en la vacuna y los que se diseminan en la comunidad.

En los años en que la vacuna contra la gripe no coincida con los virus en circulación, es posible que la vacunación contra la influenza no presente beneficios. Sin embargo, durante los años en los que la combinación de la vacuna es muy buena, los beneficios de recibirla varían entre las poblaciones, según las características de la persona que la recibe y hasta según qué vacuna se utilizó.

Cada temporada, los investigadores intentan determinar la efectividad de las vacunas contra la influenza con el objetivo de evaluar y confirmar la importancia de la vacunación como una intervención de la salud pública.

Mientras que determinar la efectividad de la vacuna es todo un reto, en general, estudio recientes han demostrado que la vacunación contra la influenza beneficia la salud pública, especialmente cuando la vacuna combina perfectamente con los virus de la influenza en circulación.

 

¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la gripe?

  • Evita que se contraiga la enfermedad.
  • Reduce los riesgos de hospitalización asociados a la influenza.
  • Es una efectiva medida de prevención para las personas con afecciones crónicas.
  • Protege a las mujeres durante y después del embarazo, así como al bebé en gestación y durante los meses posteriores a su nacimiento.
  • La vacuna contra la gripe también puede hacer que la enfermedad sea mucho más leve en el caso de contraerla.ç
  • La vacunación protege a las personas que nos rodean y evita la propagación de la enfermedad.

 

¿Qué es la correspondencia de la vacuna?

Una buena correspondencia se da cuando los virus de la vacuna y los virus que circulan entre las personas, durante una temporada determinada de influenza, están estrechamente relacionados y los anticuerpos producidos por la vacuna brindan la protección necesaria contra la infección.

Durante las temporadas en que uno o más de los virus en circulación difieren de los virus de la vacuna, la efectividad de la vacuna puede verse reducida.

Los anticuerpos que se forman en respuesta a la vacunación a través de un virus de la influenza a veces pueden brindar protección contra virus diferentes pero relacionados. Una correspondencia menos que óptima puede tener como resultado una menor efectividad de la vacuna contra el virus con el que fue fabricada pero puede seguir brindando algo de protección contra la enfermedad.

Además, incluso cuando hay una correspondencia menos que óptima o una menor efectividad contra un virus, es importante recordar que la vacuna contra la influenza está diseñada para proteger contra tres o cuatro virus, según el tipo.

 

Los virus de la influenza cambian constantemente (lo que se conoce como “transformación antigénica”), generalmente cambian de una temporada a otra, o incluso pueden cambiar dentro del curso de una misma temporada de influenza.

Los expertos deben elegir qué virus incluirán en la vacuna con muchos meses de antelación a fin de producir y distribuir la vacuna a tiempo.  Debido a estos factores, siempre existe la posibilidad de lograr una correspondencia menos óptima entre el virus que circula y los virus usados en la vacuna.

 

¿La vacuna contra la influenza puede contagiarme la gripe?

No, una vacuna contra la influenza no puede causar la enfermedad. Actualmente, hay dos maneras de fabricar las vacunas contra la influenza que se administran con una aguja. La vacuna puede fabricarse con:

1.-Virus de la vacuna contra la influenza que han sido “inactivados” y, por lo tanto, no son infecciosos.

2.- Sin ningún virus de la vacuna contra la influenza (que es el caso de la vacuna recombinada contra la influenza).

La vacuna contra la influenza en atomizador nasal contiene virus vivos. Sin embargo, los virus están debilitados y no pueden causar influenza.

Los virus debilitados están adaptados al frío, esto significa que están diseñados para causar infección sólo a las temperaturas más bajas que hay dentro de la nariz. Los virus no pueden infectar los pulmones ni otras áreas en donde existan temperaturas más cálidas.

Si bien la vacuna contra la influenza no puede contagiarle la enfermedad, hay diferentes efectos secundarios que pueden estar relacionados con la administración de la vacuna inyectable o la vacuna en atomizador nasal. Estos efectos secundarios son leves y duran poco, en especial, si se los compara con los síntomas de un caso grave de influenza.

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.