Síntomas de la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es un intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena, caracterizada por una reacción inflamatoria, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.


Esta enfermedad afecta aproximadamente a 1 de cada 100 personas, siendo más frecuente en mujeres. Se estima que un 75% de las personas que la sufren están sin diagnosticar. Aunque los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes es fundamental reconocerlos para poder confirmar un diagnóstico.

 

síntomas de la enfermedad celíaca

 

Para las personas que padecen la enfermedad celíaca, la ingesta continuada de pequeñas cantidades, ocasiona el deterioro de las vellosidades intestinales, que en consecuencia puede provocar un defecto de mala absorción de nutrientes que conduce a diversos estados carenciales responsables de un amplio espectro de enfermedades.

 

 

Las personas celíacas suelen sufrir pérdida de apetito, pérdida de peso, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión y dolor abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, anemia por falta de hierro y alteraciones del carácter.

 

Síntomas de alerta de la enfermedad celíaca

 

infografía síntomas enfermedad celíaca

 

 

Algunos factores que se deben tener en cuenta para el diagnóstico:

Se aconseja prestar especial atención, si además los pacientes refieren una historia de aftas bucales, astenia, irritabilidad o depresión.

También hay que tener en cuenta que la celiaquía aumenta en determinados grupos de riesgo: familiares de primer grado, personas con enfermedades autoinmunes como la diabetes o el hipotiroidismo y otras cromosomopatías como el síndrome de Down.

Además se debe valorar para un diagnóstico las situaciones que se producen sin explicación demostrable: Mujeres en edad fértil con ferropenia, infertilidad y abortos recurrentes; personas que presentan elevación de transaminasas; personas con una historia de fracturas ante traumatismos mínimos o una osteoporosis detectada antes de la menopausia o en un varón adulto joven.

 

Tratamiento de la enfermedad celíaca

El único tratamiento eficaz disponible, es el seguimiento de una dieta estricta sin gluten, mantenida de forma continuada, durante toda la vida del paciente.

Esta dieta consiste en suprimir del consumo habitual, todos los alimentos elaborados o que contengan harina de trigo fundamentalmente, pero también de centeno, cebada y avena. Estos alimentos se pueden sustituir por otros similares pero que están elaborados con harina de maíz o arroz, ya que son los dos únicos cereales que no contienen gluten.

Por desgracia para las personas que sufren la enfermedad celíaca, no es tan fácil hacer la cesta de la compra ya que la mayoría de alimentos manufacturados pueden contener trazas de gluten, ya que pueden llevar en su composición harinas y almidones que en muchas ocasiones se utilizan como espesantes.

 

 

Según la Federación de Asociaciones de Celiacos de España, el 80% de los alimentos manufacturados contienen gluten.

Otro dato que señala esta asociación es que a pesar de los avances en el sector alimentario, todavía hoy en día hay mucha diferencia de precios entre los productos con gluten y sin gluten, incluídos los productos básicos.

 

 

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.