Medicamentos con codeína ¿Por qué no deberías abusar de ellos?

codeína

Codeína ¿Por qué no deberías abusar de ella? Últimamente hemos observado que cada vez son más las personas que acuden a la farmacia en busca de medicamentos de venta libre con codeína. Desde nuestra farmacia desaconsejamos la automedicación con este tipo de medicamentos ¿Por qué? Os lo contamos a continuación.

¿Qué es la codeína?

La codeína o metilmorfina es una sustancia extraída del opio. Es menos tóxica que la morfina y se emplea principalmente como analgésico y narcótico en el tratamiento de afecciones comunes como la tos y la diarrea.

Pertenece a la familia de los narcóticos. Se asimila en el hígado donde se metaboliza en morfina pero su velocidad de transformación es mucho más lenta por lo que resulta menos efectiva y menos potente como analgésico y sedante que la morfina.

La vida de la codeína en nuestro organismo es de unas 3 horas. Después se elimina mediante el metabolismo y su posterior expulsión a través de la orina y las heces.

La codeína actualmente es útil para aliviar dolores moderados. En el siglo XIX se empezó a utilizar la heroína como antitusígeno infantil. A partir de 1914, fue sustituida por la codeína. Principalmente su uso se limita a:

  • Tratamiento de la tos
  • Diarrea
  • Dolor leve a moderado
  • Síndrome del intestino irritable

 

medicamentos con codeína salud

 

Codeína, en el top ten de los medicamentos más adictivos

Precisamente lo que nos alarma de este abuso de medicamentos con codeína sin prescripción médica es su adicción. De hecho, la codeína está entre los 10 medicamentos más adictivos. Una lista en la que encontramos grandes sedantes o tranquilizantes conocidos como el Diazepan, el Lorazepán o el Alprazolam, y otros medicamentos para aliviar el dolor como la Morfina, el Fentanilo o el Tramadol, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta de que la codeína está considerada una benzodiacepina.

Todos estos medicamentos o la gran mayoría requieren receta médica, cosa que no sucede con aquellos fármacos que la contienen, que es de fácil adquisición en las farmacias en forma de jarabe y comprimidos.

 

¿Qué medicamentos contienen codeína?

Los medicamentos con codeína que podemos encontrar actualmente en la farmacia, según el Vademecun son:

  • Algidol
  • Analgilasa
  • Anagiplus
  • Astefor
  • Bisoltus
  • Cod-Efferalgan
  • Codeisan
  • Codeisan
  • Coxumadol
  • Diminex Antitusígeno
  • Dolmen
  • Dolocatil Codeína
  • Dolomedil
  • Dolviran
  • Fludan Codeína
  • Fludeten
  • Histaverin
  • Ibucod
  • Ibukern
  • Lasa con Codeína
  • Neobrufren con Codeína
  • Nidol
  • Notusin
  • Paracetamol Codeína
  • Pazbronquial Jarabe
  • Talgo Codeína
  • Termaldina Codeína
  • Toseína
  • Tusikern

 

Mientras que en países como Francia ya se requiere receta médica para poder obtener alguno de estos fármacos, en otros países como España o Andorra, aunque la mayoría de estos fármacos requieren receta, todavía se pueden adquirir algunos de estos medicamentos sin receta. No obstante, el farmacéutico se reserva el derecho de solicitarla.

 

Semillas de Opio (opiáceos)

 

¿Por qué no deberías automedicarte con codeína?

Los medicamentos con codeína suponen en la actualidad un problema de salud mundial debido a la adicción que crean y a las muertes que tiene a sus espaldas. Sin ir más lejos, un claro ejemplo lo tenemos en Elvis Presley que falleció por una reacción alérgica provocada tras ingerir tres dosis de codeína juntas.

En algunos países como Venezuela o Nigeria, la codeína está creando una nueva generación de adictos. De hecho, el problema  no viene solo de la automedicación sino de su mal uso.

La codeína se ha vuelto una sustancia muy demandada también para utilizarla de una forma muy peligrosa ya que en los últimos años por muchos jóvenes de todo el mundo. Es el principal ingrediente de  ciertas “drogas caseras” que suponen un gran riesgo para la salud. Se mezcla en grandes cantidades con refrescos y bebidas alcohólicas, sobre todo en discotecas y clubes nocturnos, dando lugar a las conocidas “fiestas del jarabe”, donde sus adeptos la consumen de esta forma con el objetivo de provocar picos de euforia y aumentando la cifra de muertos por este consumo irresponsable. En Estados Unidos 6 de cada 10 muertes por sobredosis son por medicamentos como la morfina y la codeína.

Entre 2012 y 2014, la cifra de personas fallecidas por el abuso de estos fármacos aumentó un 28% y a pesar de estas trágicas cifras y de las alertas de las autoridades sanitarias, desde el año 2010 estas cifras se han triplicado, superando las muertes por heroína.

 

codeína
Combinando codeína con alcohol puedes perder la vida en un momento, así de fácil

 

Consecuencias del abuso de codeína

La codeína afecta al sistema nervioso central. Cuando se abusa de ella, pueden causar una sobredosis que presenta síntomas como mareos, sedación y vómitos, pudiéndose incluso desmayar la persona afectada.

Las personas adictas a esta sustancia suelen presentar somnolencia (sueño constante), cansancio frecuente y falta de resistencia. En los chavales jóvenes genera desmotivación física para el cumplimiento de sus responsabilidades diarias, además de trastornos de ansiedad, temores y cambios de humor.

El abuso de codeína puede actuar sobre el sistema nervioso central hasta el punto de detenerlo y causar la muerte.

Si además, le añadimos alcohol, estamos combinando dos supresores del sistema nervioso central, aumentando sus efectos e incrementando las posibilidades de sufrir una sobredosis. La sedación será más intensa, hasta el punto de poder ocasionar un paro respiratorio o cardíaco y en consecuencia, la muerte.

 

 

Codeína: efectos adversos

Al igual que todo medicamento, la codeína tiene sus efectos adversos y no son pocos, algunos de ellos de extrema gravedad. Por ello, se recomienda ante la aparición de alguno de estos síntomas, suspender el tratamiento y acudir inmediatamente a urgencias.

  • Agitación,
  • Alucinaciones
  • Naúseas
  • Vómitos
  • Mareos
  • Falta de apetito
  • Sudoración
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Temblores, espasmos rigidez muscular
  • Pérdida de corrdinación
  • Diarrea
  • Debilidad
  • Incapacidad para lograr o mantener una erección
  • Menstruación irregular
  • Menor deseo sexual
  • Respiración dudosa o poco profunda
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Cambios en el ritmo cardíaco
  • Sarpullido
  • Picazón
  • Urticaria
  • Cambios en la visión
  • Convulsiones
  • Cefáleas
  • Dolor de estómago
  • Dificultad para orinar

 

 

Síntomas de sobredosis por codeína

Ante un abuso o intoxicación  nuestro organismo presentará los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar
  • Somnolencia excesiva
  • Pérdida del conocimiento
  • Pérdida del tono muscular
  • Piel fría y húmeda
  • Desmayos
  • Mareos
  • Ritmo cardíaco lento

 

¿Cómo actuar en caso de sobredosis por codeína?

Ante la menor sospecha de estar ante una intoxicación o sobredosis es muy importante acudir a urgencias de inmediato a no ser de que tengas a mano naloxona.

La naloxona es un fármaco que se utiliza para revertir los efectos que ponen en riesgo una sobredosis. Bloquea los efectos de los opiáceos para aliviar los síntomas causados por los altos niveles de opiáceos en sangre.

 

¿Por qué no deberías automedicarte con codeína_

 

Y por último, para finalizar este post un par de datos alarmantes como los que ya hemos dado anteriormente. Según el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EEUU, la codeína es el paso previo a la heroína. Casi la mitad de los jóvenes que consumen heroína, aseguran haber probado antes narcóticos como la codeína.

Por otro lado, insistimos de nuevo en que nunca compréis opiáceos por Internet. Se han detectado redes que fabrican este tipo de medicamentos de forma ilegal e incluso los mezclan con heroína para lograr un efecto más potente. Lo que, además, incrementa el riesgo de sufrir una sobredosis. Tus medicamentos siempre en una farmacia autorizada y con receta.

 

 

También te recomendamos:  Cómo tomar los medicamentos correctamente. Errores frecuentes

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 29 artículos en este blog.