Dermatitis Seborreica: causas, síntomas y tratamientos

La dermatitis seborreica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel caracterizada por el enrojecimiento de la piel (eritema) y por una descamación fina, similar a la de la psoriasis, en  las áreas sebáceas de la piel.

 

¿Qué es la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica es una forma común de dermatitis crónica. Se trata de un trastorno de la piel frecuente que afecta principalmente al cuero cabelludo aunque también puede afectar a otras zonas sebáceas del cuerpo como el rostro, la nariz, las cejas, las orejas, los párpados y el pecho.

Esta enfermedad de la piel causa eritema, manchas escamosas y en el caso del cuero cabelludo, caspa persistente.

Se trata de un proceso cutáneo corriente, crónico y molesto, que causa escamas amarillentas sobre el cuero cabelludo o la cara, pudiendo afectar también a otras zonas.

En la cara, la dermatitis seborreica se manifiesta en forma de áreas rojas cubiertas de pequeñas escamas sebosas, sobre todo en aquellas zonas donde la piel es rica en sebo como los pliegues nasales, cejas, frente y en la zona donde nace el pelo.

La dermatitis seborreica también se la conoce con los nombres de: caspa, eczema seborreico y psoriasis seborreica.

Generalmente se presenta en la edad adulta, aunque también puede afectar a recién nacidos y lactantes. En el caso de los bebés, recibe el nombre de costra láctea.

 

Hasta el 50% de la población adulta sufre caspa, con escamas amarillentas, sobre el cuero cabelludo.

 

Es ligeramente más frecuente en hombres que en mujeres. Puede aparecer por primera vez en los primeros meses de vida y luego en la edad adulta, entre la cuarta y séptima década de la vida.

La dermatitis seborreica alterna ciclos de remisión y exacerbación. Aunque se trata de un proceso vitalicio, se puede controlar con el uso de los productos correctos.

 

dermatitis-seborreica-parafarmacia-online-andorra

 

 

Causas de la dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica fue descrita por primera vez en el año 1887 por Paul Gerson Unna. En 1952, Leone la relacionó, junto con otras enfermedades eccematosas, con la levadura Malassezia Furtur.

Cuando se acorta el proceso de renovación celular del cuero cabelludo aparece la dermatitis seborreica.

Este proceso está relacionado con numerosas causas aunque la causa exacta de la dermatitis seborreica se desconoce. Se cree que puede estar causada por una levadura que está presente en piel, la Malassezia. Este hongo se encuentra en la secreción sebácea de la piel. Cuando existe una presencia de grandes cantidades de sebo en ciertas zonas de la piel se estimula su desarrollo.

En personas con poca inmunidad y una alta producción de sebo es frecuente que la causa esté en este hongo. Sin embargo, la malassezia también prospera en individuos con seborrea y cuyo funcionamiento del sistema inmune es normal. En este caso, la epidermis responde de manera no favorable a la infección, causando inflamación y soltando escasmas en su intento de liberarse del hongo.

Por otro lado, también se cree que puede aparecer como una respuesta irregular del sistema inmunitario. Lo que sí sucede, es que las áreas afectadas empeoran cuando el sistema inmunológico se debilita.

Se ha comprobado su carácter hereditario, teniendo mayor posibilidades de padecerla los hijos de padres afectados.

La actividad de las propias glándulas sebáceas, así como cambios en el funcionamiento de la barrera cutánea también pueden causar esta afección de la piel.

 

 

La dermatitis seborreica puede afectar a entre un 2 y un 5% de la población. 

 

Por otro lado, ciertos factores pueden incrementar el riesgo de sufrir dermatitis seboreica:

  • Estrés físico o emocional
  • Cansancio
  • Cambios hormonales
  • Dieta deficiente
  • Ingestión de alcohol
  • Fatiga
  • Climas extremos
  • Uso frecuente de champú
  • Higiene deficiente de la piel
  • Uso de lociones y cosméticos que contienen alcohol
  • Obesidad
  • Procesos nerurológicos (Parkinson, traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares y el virus de la inmunodeficiencia humana VIH.

Si bien en la infancia la dermatitis seborreica tiende a desaparecer en unos meses o en pocos años, en la vida adulta suele presentar etapas de mejoría y empeoramientos provocados por diferentes factores (estrés, ingesta de hidratos de carbono, alcohol, café, uso de cosméticos inadeuados grasientos…).

 

dermatitis-seborreica-costra-lactea

Síntomas de la Dermatitis Seborreica

Los síntomas de la dermatitis seborreica comprenden:

  • Escamas blanquecinas o amarillentas (caspa) en el cuero cabelludo, el cabello, las cejas, la barba o el bigote.
  • Costras
  • Caída del cabello
  • Enrojecimiento de la piel
  • Picazón que puede llegar a ser intenso
  • Manchas de piel grasosa recubiertas de escamas blancas o amarillas, o costras en el cuero cabelludo, el rostro, los laterales de la nariz, las cejas, las orejas, los párpados, el pecho, las axilas, la zona de la ingle o debajo de las mamas.

En caso de estrés o durante el invierno cuando las temperaturas son más frías y secas, estos síntomas pueden ser de mayor gravedad.

 

 

Tratamiento de la dermatitis seborreica

La mejor forma y la más eficaz para reducir la gravedad de la dermatitis seborreica es prevenir o controlar los factores causantes prestando especial atención al cuidado de la piel y del cuero cabelludo.

La piel de las personas que sufren dermatitis seborreica se irrita con facilidad. Para el cuidado y tratamiento de esta enfermedad se recomienda utilizar limpiadores suaves como las aguas micelares para pieles sensibles como la Sensibio H2O de Bioderma o La Roche Posay Ultra Agua Micelar para pieles sensibles. No se recomienda el uso de jabones ya que pueden provocar que la irritación empeore.

Si la piel está seca y tirante necesita hidratación. No obstante, las cremas hidratanes no siempre son bien toleradas. Elige cosméticos específicos que sean tolerados y que contengan principios activos que alivien la dermatitis seborreica como Sensibio DS de Bioderma, Kerium DS de La Roche Posay o Nutradeica de laboratorios Isdin.

En el caso del cuero cabelludo se recomienda utilizar champús especialmente formulados que además de contribuir en eliminar las escamas, previenen su reaparición.

En el mercado existen numerosos champús para el tratamiento de la dermatitis seborreica como Eucerin DermoCapillaire Champú Anticaspa. Es importante que incluyan alguno/s de los siguientes principios activos: climbazol, piroctona olamina o polidocanol. También agentes antiinflamatorios como el ácido salicílico y resorcina, así como minerales como el zinc, sulfuro de selenio o antifúngicos como el ketoconazol.

En los casos más graves, el dermatólogo puede prescribir un antifúngico como el ketoconazol, metronidazol o ácido azeláico que combaten el hongo malassezia, así como lociones que contengan corticoides antiinflamatorios.

Últimamente también se están utilizando inmunomoduladores tópicos como tacrolimus o pimecrolimus.

El dermatólogo puede optar por geles, cremas o champús alternados con otros medicamentos según el área afectada y la gravedad de los síntomas.

 

dermatitis seborreica cuero cabelludo
Dermatitis seborreica cuero cabelludo

Lávate el pelo con regularidad

Utiliza un champú que elimine la caspa que contenga como principios activos alguno o algunos de los mencionados anteriormente.

Ante el brote de dermatitis seborreica utiliza el champú a diario, hasta que los síntomas empiecen a desaparecer. Luego úsalo entre una y tres veces a la semana. Si el champú elegido funciona durante un tiempo pero luego pierde eficacia, alternalo con dos tipos o más.

Asegúrate de dejar el champú unos minutos, el tiempo recomendado por el fabricante. De esta forma, podrán actuar correctamente los ingredientes activos.

Una ventaja de este tipo de champús es que los puedes aplicar en otras zonas del cuerpo en las que haya presencia de dermatitis seborreica: rostro, orejas, pecho….

El alquitrán de hulla se utiliza en el tratamiento de la psoriasis y de la dermatitis seborreica. En el caso del cuero cabelludo evita utilizar productos que contengan este ingrediente ya que puede cambiar el color de los cabellos claros.

Se recomienda también, seguir unos hábitos de vida saludables como salir al aire libre, hacer algo de ejercicio y una dieta sana.

 

 

Remedios caseros para la dermatitis seborreica

Los siguientes consejos para el cuidado personal pueden ayudar a controlar la dermatitis seborreica:

  • Ablandar y eliminar las escamas del cuero cabelludo: Aplica aceite de oliva en el cuero cabelludo. Déjalo actuar una hora aproximadamente. Luego peina el cabello y lávalo con un champú específico.
  • Lava la piel regularmente evitando jábones ásperos. Tras la ducha o baño utiliza una crema hidratante.
  • Aplica una crema suave con corticoesteroides en las zonas afectadas. Si no resulta eficaz prueba con una crema que lleve ketoconazol (antifúngica). Aunque los corticoesteroides son efectivos,  has de tener en cuenta de que pueden producir pequeñas lesiones parecidas al acné en estas zonas, ricas en glándulas sebáceas. También puede dar lugar a rosacea si se utilizan regularmente.
  • Evita productos de modelado del cabello así como los aerosoles mientras estés en tratamiento.
  • Evita productos que contengan alcohol ya que pueden provocar una exacerbación de la enfermedad.
  • Utiliza ropa de algodón de textura suave. Ayuda a mantener la circulación del aire alrededor de la piel reduciendo la irritación.

 

Hay una serie de medidas generales higiénicas, como evitar las duchas con agua muy caliente, los ambientes con calefacciones centrales o aire acondicionado o las situaciones de mayor estrés emocional o fatiga.

 

  • Si tienes barba o bigote, lava el vello facial con un champú específico de forma regular. La dermatitis seborreica puede resultar peor debajo de la barba y del bigote.
  • Si tienes signos de dermatitis seborreica en los párpados, lávate la cara con un champú para bebés y limpia las escamas con un hisopo. Las compresas tibias o calientes también son de ayuda.
  • Aceite de árbol de té. Añade unas gotas en tu champú, 20 gotas por cada 100ml .
  • Suplementos de aceite de pescado o consumo de pescado que contenga ácidos omega-3.
  • Aloe vera. Se puede aplicar en gel natural o directamente de una hoja de planta de aloe cortada sobre la zona afectada. Déjalo actuar 20 minutos y enjuaga.
  • Limón. La vitamina C del limón ayuda a combatir infecciones causadas por virus, bacterias y hongos como el de la dermatitis seborreica. Además, es un excelente astringente que ayudará a limpiar los poros de la piel y a eliminar la piel descamada. Puedes exprimir un limón y rociar el zumo por la zona afectada. Déjalo actuar 10 minutos y aclara bien.
  • La miel puede resultar de gran ayuda en los casos leves. Posee propiedades antibacterianas y actúa reduciendo la humedad de la piel de manera que el hongo no puede reproducirse. También alivia picores y la irritación de la piel.
  • El vinagre de manzana contiene ácido málico, muy efectivo para combatir hongos por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Además, equilibra el pH de la piel, reduce el exceso de grasa y protege la piel frente infecciones. Mézclalo a partes iguales con agua y aplícalo sobre la zona afectada. Deja actuar 15 minutos y enjuaga con agua fría.

 

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 68 artículos en este blog.

Resumen Post
Dermatitis Seborreica: causas, síntomas y tratamientos
Título
Dermatitis Seborreica: causas, síntomas y tratamientos
Resumen
La dermatitis seborreica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel caracterizada por el enrojecimiento de la piel (eritema) y por una descamación fina,
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent