Clamidia: síntomas, complicaciones y tratamiento

clamidia

Clamidia o Clamidiasis, una infección silenciosa cuyos síntomas son tan leves que en la gran mayoría de casos la persona que la padece ni los notan. o los confunden con otra afección. Por este motivo, la clamidiasis es una infección tan común, que debe ser tratada para evitar otros problemas consecuencia de esta infección.

¿Qué es la Clamidia?

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual  (ETS) muy común.  La bacteria Chamydia trachomatis es la causante de esta infección que puede afectar tanto a hombres como mujeres. En el caso de los hombres la pueden contraer en el interior del pene, en el recto o la garganta, y en el caso de las mujeres, en el cuello del útero, el recto o la garganta.

La infección por clamidia tiene fácil cura pero en el caso de no ser tratada puede causar graves daños, que además pueden ser permanentes, en el aparato reproductor de la mujer y haciendo que sea mucho más difícil quedarse embarazada en un futuro. También puede provocar un embarazo ectópico (embarazo fuera del útero) que puede ser mortal para el feto.

 

 

¿Cómo se contagia la Clamidia?

La clamidia se puede contraer al mantener relaciones sexuales, ya sea sexo vaginal, oral o anal, con alguien que tiene la infección.

Una mujer embaraza puede transmitir la infección al bebé durante el parto y los hombres infectados, aunque no eyaculen, también se la pueden transmitir a sus parejas.

Aunque una persona haya tenido clamidia en el pasado y haya sido tratada puede volver a contraerla si mantiene relaciones sexuales sin protección.

La clamidia es más común en personas jóvenes, especialmente mujeres. Las personas con mayor riesgo de contraerla son aquellas que no utilizan preservativo o que tienen múltiples parejas.

 

 

Síntomas de la Clamidia

El principal problema con la clamidia es que no presenta síntomas con lo que la persona infectada no se da cuenta de que la tiene y la infección se propaga a otras personas. El mayor riesgo es que al no presentar síntomas, la infección sigue avanzando pudiendo provocar daños graves en el aparato reproductor.

En el caso de tener algún síntoma, éstos pueden aparecer semanas después de haber contraido la infección.

Los síntomas de la clamidia varian un poco entre hombres y mujeres, incluyendo:

Síntomas de Clamidia en las Mujeres

  • Flujo vaginal anormal. Puede presentar un fuerte olor.
  • Sensación de ardor al orinar
  • Ganas urgentes de orinar
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor abdominal bajo durante las relaciones sexuales (Cuando la infección ya se ha propagado)
  • Náuseas
  • Fiebre

Síntomas de Clamidia en los Hombres

  • Secreción del pene
  • Sensación de ardor al orinar
  • Ganas urgentes de orinar
  • Ardor o picazón alrededor de la abertura del pene
  • Dolor e inflamación en los testículos.
  • Inflamación del ano en el caso de hombres homosexuales.

 

En el caso de que la infección acabe afectando al recto puede causar también los siguientes síntomas tanto en hombres como mujeres:

  • Dolor en el recto
  • Secreción y/o sangrado

 

clamidia-infografía

 

 

 

Clamidia Diagnóstico

La unica forma de diagnosticar la clamidia es mediante pruebas de laboratorio a través de muestras de orina y en el caso de las mujeres, el médico puede solicitar una muestra de la vagina para detectarla. Los resultados están disponibles entre 24-48 horas.

En todo caso, se recomienda a cualquier persona que presente síntomas o que tengan una pareja con alguna enfermedad de transimisión sexual realizarse las pruebas, sobre todo aquellas mujeres embarazadas en su primera visita prenatal al ginecólogo.

También se recomienda hacer las pruebas a:

  • Mujeres sexualmente activas menores de 25 años.
  • Mujeres mayores que tienen nuevas o múltiples parejas sexuales.
  • Hombres que mantengan relaciones sexuales con otros hombres.

Las mujeres que se realizan anualmente una revisión ginecológica pueden saber en esta misma revisión si han contraído la clamidia.

 

 

Complicaciones de la Clamidia

La clamidia puede provocar infecciones urinarias. En el caso de las mujeres que tengan una infección de clamidia no tratada puede propagarse al útero y a las trompas de falopio causando enfermedad inflamatoria pélvica. Esta enfermedad puede causar daños permanentes en el sistema reproductor de la mujer y provocar dolor pélvico crónico, infertilidad y embarazo ectópico.

Las mujeres que ya han tenido clamidia en más de una ocasión son más propensas y presentan un mayor riesgo de sufrir complicaciones.

En el caso de los hombres la clamidia por lo general, no supone un problema de salud serio. En ocasiones, puede infectar al conducto por el que se trasladan los espermatozoides causando dolor, fiebre y en raras ocasiones infertilidad.

Aún así los hombres infectados pueden tener complicaciones como prostatitis, infección de la próstata o infección del epidídimo.

Otras complicaciones que pueden aparecer por causa de esta infección son:

  • Artritis reactiva
  • Los bebés nacidos de madres infectadas pueden contraer infecciones oculares y neumonía.
  • Parto prematuro
  • Si no es tratada puede aumentar el riesgo de contraer el VIH.

 

 

 

¿Se puede curar la infección por Clamidia?

La infección por Chamydia trachomatis se puede curar sin problemas con el tratamiento adecuado. Tras finalizar el tratamiento la persona afectada debe volver a hacerse la prueba tres meses después.

La clamidia se cura con antibióticos que deben ser recetados por un médico pero se ha de tener en cuenta de que éstos no curarán los daños permanentes que la infección haya podido causar.

La azitromicina en dosis únicas de 1gr es el antibiótico más utilizado para combatir la clamidida. Otra opción, también muy utilizada, es la doxiciclina durante 7 días. Durante el tratamiento con la finalidad de evitar contagios, se recomienda no tener relaciones sexuales hasta asegurar que la infección ha desaparecido.

 

¿Cómo se puede prevenir la Clamidia?

La única forma de evitar la clamidia es no manteniendo relaciones sexuales, ni vaginales, ni anales, ni sexo oral. El uso de preservativos reduce considerablemente el riesgo de contraer la enfermedad aunque no lo elimina al 100%.

 

La primera vacuna contra la Clamidia

El Instituto de Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad McMaster de Canadá ha hecho un importante progreso hacia la primera vacuna contra la clamidia.

En los experimentos científicos realizados los investigadores han conseguido inmunizar a un grupo de ratones hembra con un nuevo antígeno llamado BD584, compuesto por tres proteínas de la Chamydia trachomatis: CopB, EPOC y CT584.

El antígeno redujo la secreción de Chamydia en un 95%, un síntoma común de la infección por Chamydia trachomatis.  La vacunación sería la mejor manera de prevenir esta infección que presenta cifras alarmantes de contagio en todo el mundo. Este estudio ha identificados nuevos antígenos que podrían prevenir o eliminar las complicaciones de las infecciones no tratadas.

 

 

 

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

Resumen Post
Clamidia: síntomas, complicaciones y tratamiento
Título
Clamidia: síntomas, complicaciones y tratamiento
Resumen
Clamidia o Clamidiasis, una infección silenciosa cuyos síntomas son tan leves que en la gran mayoría de casos la persona que la padece ni los notan. o los confunden con otra afección. Por este motivo, la clamidia es una infección tan común, que debe ser tratada para evitar otros problemas consecuencia de esta infección.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent