¿Qué provoca la carencia de silicio orgánico?

carencia de silicio orgánico

La carencia de silicio orgánico en nuestro cuerpo se manifiesta con diversos síntomas, como a través de problemas articulares, o de la incidencia de lesiones en personas sometidas a grandes esfuerzos físicos.

Principales propiedades del silicio orgánico

El silicio orgánico está implicado en las causas de muchos procesos que provocan problemas de salud y aunque por sí solo no puede soluciornarnos estos problemas , sí que su presencia será siempre beneficiosa para la salud  ya que entre las numerosas propiedades del silicio encontramos:

  • Contribuye en la arquitectura y elasticidad del tejido conjuntivo
  • Es esencial para la formación y regeneración de piel, articulaciones, cabello y uñas.
  • Contribuye a la calcificación ósea.
  • Mantiene la flexibilidad de los vasos sanguíneos y protege a las arterias del riesgo cardiovascular.
  • Contribuye a la cicatrización.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmune.
  • Mejora el funcionamiento endocrino.
  • Protege de la inflamación.
  • Evita la proliferación de tejido adiposo
  • Protege de los efectos del aluminio
  • Protege del envejecimiento tisular

 

carencia de silicio orgánico

 

¿Por qué se produce la carencia de silicio orgánico?

El silicio orgánico juega un papel esencial en relación a las necesidades globales del organismo: actúa sobre la piel, huesos, músculos, paredes vasculares, articulaciones, sistema inmunitario…

Aunque la carencia de silicio orgánico es muy poco frecuente , el ritmo de vida que llevamos en muchas ocasiones nos obliga a descuidar nuestra alimentación con lo que, cada vez  consumimos menos alimentos ricos en silicio y en consecuencia, se va volviendo más frecuente ver carencias de silicio orgánico en las dietas de los países desarrollados, aunque cabe decir que por lo general, estas carencias no resultan graves.

Años atrás el contenido de silicio en la dieta era unas 10 veces mayor al que consumimos actualmente. Esto se debe también a que los cultivos intensivos de todo tipo de alimentos, han reducido considerablemente el uso de la flora microbiana que se encarga de solubilizar el silicio del suelo para las plantas. En consecuencia, las plantas obtienen menos silicio, lo que también las hace más vulnerables a sufrir plagas que para más inri, requieren el uso de plaguicidas para acabar con ellas, y que en consecuencia perjudican todavía más a la flora microbiana.

Otro factor que puede derivar en una carencia de silicio orgánico es la disminución fisiológica de las necesidades y asimilación con la edad. De hecho, es frecuente que las personas mayores tengan menor cantidad de este mineral.

 

 

Consecuencias y síntomas de la carencia de silicio orgánico

La carencia de silicio orgánico afecta principalmente a los huesos y al tejido conectivo.  Favorece la arteriosclerosis, la hipertensión, los trastornos osteo-articulares y varias degeneraciones relacionadas con el tejido conjuntivo que se acompañan también de una disminución de las capacidades funcionales.

Nuestros hábitos alimenticicios actuales propician un medio intestinal pobre en bacterias saludables, como las bacterias lácticas que activan la solubilización del silicio.  En consecuencia, la carencia de silicio orgánico se puede manifiestar de otras formas: hernias, diverticulosis, cáncer de colon… Un buen aporte de fibra en la dieta puede ayudar a corregir y prevenir estos problemas, ya que las partes fibrosas de los vegetales son ricas en silicio.

Principalmente, la carencia de silicio orgánico se manifiesta a través de:

  • Problemas de huesos como artritis y artrosis.
  • Pérdida de elasticidad en arterias y venas.
  • Problemas de elasticidad y resistencia del tejido pulmonar (necrosis, enfisemas…)
  • Aparición de hernias y otros problemas intestinales.
  • Uñas quebradizas, blandas o frágiles.
  • Pérdida de elasticidad de la piel, así como su suavidad.
  • Cabello debilitado, apagado, caída del pelo.
  • Aumento de lesiones como tendinitis, esguinces, rotura de fibras musculares, cartílagos… sobre todo en personas deportistas.
  • Curación lenta de heridas, quemaduras y fracturas.

 

 

 

Carencia de silicio orgánico

 

 

¿Dónde encontramos silicio orgánico?

La carencia de silicio orgánico por suerte se puede corregir con una buena alimentación o a través de una suplementación.

Se recomienda una ingesta diaria que no supere los 700mg al día. Normalmente una persona adulta llega a consumir entre los 20mg y 50mg de silicio orgánico al día a través de los alimentos, consumo que se ve mejorado en las dietas vegetarianas.

Los cereales integrales son una de las fuentes más ricas en silicio (avena, arroz integral, cebada…) Legumbres y hortalizas como la patata, la remolacha, las lentejas y la alfalta también continen altos niveles de este mineral.

También lo encontramos en frutas como la piña, mango, naranjas,  mandarinas  y en los frutos secos. Algunas plantas medicinales como la cola de caballo destacan por su alto contenido en silicio.

Si optamos por una suplementación de silicio orgánico se recomienda hacerla bajo control médico, tomando normalmente entre 25-30mg al día junto con ácido ortosilícico que mejora su absorción.

Si quieres saber más sobre el silicio orgánico puedes informarte aquí.

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

Resumen Post
¿Qué provoca la carencia de silicio orgánico?
Título
¿Qué provoca la carencia de silicio orgánico?
Resumen
La carencia de silicio orgánico en nuestro cuerpo se manifiesta con diversos síntomas, como a través de problemas articulares, o de la incidencia de lesiones en personas sometidas a grandes esfuerzos físicos.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent