¿Qué es la Ashwagandha?

ashwagandha

La Ashwagandha (Withania Somnifera) está considerada el ginseng de la medicina ayurvédica. Se la considera una planta que mejora la energía física, la capacidad atlética, aumenta la inmunidad del organismo, la capacidad sexual y la fertilidad.

Beneficios de la Ashwagandha

Esta planta ayurvédica crece en las regiones secas de la Índia y en Nepal. Se tiene constancia de que se utiliza en la medicina ayúrveda desde el siglo VI a.c.

Distintos libros ayurvédicos describen esta planta como un tónico para prolongar la vida, para alejar la enfermedad y luchar contra la impotencia.

Para la elaboración de medicamentos o suplementos nutricionales a base de Ashwagandha se utilizan la raíz y las bayas.

La Ashwagandha muestra efectos positivos sobre los sistemas endocrinos, cardiovascular y el sistema nervioso central.

Se utiliza desde hace siglos como tónico y como un adaptógeno para hacer frente al estrés. También se utiliza para tratar la artritis, la ansiedad, el insomnio, algunos tumores, la tuberculosis, el asma, la bronquitis, diferentes problemas de piel, dolor de espalda, la fibromialgia, problemas menstruales, problemas hepáticos e incluso el hipo.

Como podéis ver , hablamos de una planta con numerosas aplicaciones aunque hay que decir que los estudios científicos sobre esta planta todavía no están completos en muchas de las propiedades que se le atribuyen.

 

Raíz de Ashwagandha

 

Entre los beneficios de esta planta encontramos:

  • Anti-inflamatoria: las propiedades anti-inflamatorias de la Ashwagandha son recomendables para combatir los procesos de enfermedades como la artritis y el reumatismo.
  • Estrés: los estudios realizados  avalaron su eficacia ante las pruebas de estrés realizadas en deportistas de alto nivel. Tiene una acción relajante que resulta eficaz en cuadros de estrés y ansiedad.
  • Masa muscular: es un buen coadyuvante para aumentar la masa muscular y tratar la pérdida de peso.
  • Antioxidante: los antioxidantes de la Ashwagandha han demostrado, a nivel cerebral, que mejoran la capacidad cognitiva.
  • Líbido y potencia sexual: esta planta aumenta la líbido y la potencia sexual. En el continente asiático es ampliamente utilizada como un tónico sexual masculino.
  • Sedante: sus efectos sedantes avalan su propiedad somnífera y como relajante muscular.
  • Hipotensora: tiene la capacidad de bajar la tensión arterial gracias a su contenido en alcaloides.
  • Anemia: su alto contenido en hierro hace de esta planta un buena aliada para tratar casos de anemia.
  • Sistema inmunológico: la Ashwagandha mantiene el sistema inmune y previene al organismo de infecciones de todo tipo.
  • Diabetes: también ayuda a regular el azúcar en sangre. Esto puede resultar útil en personas con diabetes tipo II, así como para suprimir los antojos de azúcar, aunque faltan estudios científicos más específicos sobre el uso de esta planta para tratar la diabetes.
  • Diurético: posee propiedades diuréticas, aunque su uso para este fin no se recomienda a no ser que sea bajo supervisión médica.
  • Parkinson: se le atribuyen propiedades para frenar el avance del Parkinson, aunque en este caso la evidencia científica es muy débil.
  • Cáncer: la Ashwagandha reduce la proliferación de las células tumorales y mitiga los efectos secundarios de la radioterapia y de la quimioterapia. A fecha de hoy, las pruebas científicas se han realizado en ratones y aún no han llegado a demostrarse en humanos.

 

 

Contraindicaciones de la Ashwagandha

La Ashwagandha es segura cuando se toma a corto plazo ya que en grandes dosis puede provocar trastornos estomacales, diarrea y vómito. En pequeñas dosis,  la ashwaghanda puede considerarse no tóxica. En dosis más altas, el riesgo de toxicidad incrementa.

No se recomienda su uso en mujeres embarazadas ya que es una planta abortiva y podría causar un aborto involuntario.

Puede irritar el tracto gastrointestinal por lo que no está recomendada en personas con úlceras estomacales.

No se debe consumir Ashwagandha al menos durante dos semanas previas a una cirugía.

Puede ser sensible en personas con afecciones o alergias en la piel.

Puede interferir con algunos medicamentos: inminosupresores, benzodiazepinas, depresores del SNC, hormonas tiroideas.

Puede interferir con algunas plantas sedantes: 5-HTP, cálamo, pasiflora, valeriana, amapola californiana, hierba gatera, lúpulo, hierba de San Juan… entre otras.

 

 

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis recomendada de Ashwagandha  varia en función  de la edad y del estado de salud, entre otras condiciones. Se recomienda seguir las dosis recomendadas en el envase.

Adultos: en forma de cápsulas se recomiendan entre 1-4 gr diarios. En su forma en polvo, 3 gramos disueltos en leche hervida dos veces al día. En el caso de tinturas, al ser altamente concentradas, el consumo recomendado es de entre 2-4 mililitros al día.

Niños: en niños de entre 8-12 años la dosis recomendada es de 2gr de polvo de Ashwagandha disueltos en leche durante un máximo de 60 días.

 

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

Resumen Post
¿Qué es la Ashwagandha?
Título
¿Qué es la Ashwagandha?
Resumen
La Ashwagandha (Withania Somnifera) está considerada el ginseng de la medicina ayurvédica. Se la considera una planta que mejora la energía física, la capacidad atlética, aumenta la inmunidad del organismo, la capacidad sexual y la fertilidad.
Autor