Comer deprisa no es saludable: el síndrome metabólico

Comer deprisa es perjudicial para la salud

Comer deprisa puede suponer un riesgo para la salud. Devorar los alimentos no va a aportar ningún beneficio a tu salud. Por ello, hoy os queremos dejar las razones por las que es importante comer despacio y masticar bien los alimentos.

Ingerir los alimentos despacio, sin prisas nos permite además de no engordar, tener menos posibilidades de contraer diversas enfermedades como el síndrome metabólico, que es un grupo de condiciones que nos ponen en riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, hipertensión, niveles de glucosa en sangre elevados, reducción del colesterol bueno (HDL), exceso de grasa alrededor de la cintura y que también está asociado al riesgo de accidente cerebrovascular.

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Hiroshima constató tras 5 años de investigación, que los individuos que comían deprisa  eran más propensos a desarrollar el síndrome metabólico (11.6%), que aquellos que comían a un ritmo normal (6.5%), o aquellos que comían mucho más lento (2.3%). Al mismo tiempo, se asoció el comer deprisa con un mayor aumento de peso, unos niveles de glucosa en sangre mayores y un incremento de la circunferencia de la cintura.

 

 

comer deprisa

 

Hoy en día llevamos un ritmo de vida que no nos favorece mucho y a la hora de alimentarnos, no sólo comemos de forma rutinaria, con prisas y sin disfrutar de los alimentos, sino que además engullimos sin pensar, de forma inconsciente.

En realidad, no sabemos distinguir entre el hambre y la sed, con lo que acabamos ingiriendo alimentos cuando en realidad tendríamos que beber. Lo que deberíamos hacer es centrarnos en cuándo debemos comer, qué debemos comer y cómo debemos comerlo. De esta forma, podremos ver para qué comemos.

 

 

Deja de comer deprisa:  cambia tus hábitos alimenticios

Dejar de comer deprisa puede suponer un cambio de estilo de vida crucial para prevenir el síndrome metabólico. Cuando se tiende a comer deprisa, no nos sentimos llenos por lo que es más probable que se coma en exceso. Comer deprisa provoca además un aumento de glucosa en sangre, lo que puede derivar en una resistencia a la insulina.

La recomendación de los expertos es que dediquemos al menos 30 minutos a comer ya que nuestro cerebro tarda unos 20 minutos en reconocer que estamos  saciados. Cuando comemos rápido, la señal de que ya hemos comido suficiente llega tarde, cuando ya se ha ingerido demasiada comida.

También es muy importante masticar bien cada bocado. Al menos entre cinco y diez veces, así como comer sentados para asegurar una buena digestión.

Por otro lado, si quieres apostar por una alimentación consciente deberás tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Antes de comer, pegúntate para qué vas a comer: Come sólo cuando tengas hambre. Si ves que tienes ganas de comer por estar aburrido o cansado, no lo hagas.
  • Si te entra hambre, primero bebe agua: Suele pasar que confundimos el hambre con la sed. Cuando te entre hambre bebe un buen vaso de agua. Verás que en muchas ocasiones tras haber bebido el hambre desaparece.
  • Saborea los alimentos: Come de todo, lo que quieras pero disfrutándolo en cada bocado.
  • Entre bocado y bocado, deja los cubiertos en la mesa: Al masticar debemos concentrarnos en la comida y no en pinchar un nuevo bocado.
  • Come en un sitio concreto y agradable: Intenta comer en un espacio tranquilo en el que te puedas sentar a comer y centrarte en ello. Evita comer en el sofá o viendo la tele.

 

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

Resumen Post
Comer deprisa no es saludable
Título
Comer deprisa no es saludable
Resumen
Comer deprisa puede suponer un riesgo para la salud. Devorar los alimentos no va a aportar ningún beneficio a tu salud. Por ello, hoy os queremos dejar las razones por las que es importante comer despacio y masticar bien los alimentos.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent