Melanina: por qué unas personas se ponen más morenas que otras

melanina-bronceado

Seguramente en más de una ocasión te habrás hecho esta pregunta ¿Por qué mi amiga se pone más morena que yo? Hay personas que se broncean con mayor rapidez y facilidad que otras y la respuesta está en la genética, concretamente en la melanina.

 

¿Qué es la melanina?

La melanina es una sustancia natural, un pigmento, que da color tanto a la piel, como al cabello y a nuestros ojos.

Es el pigmento que determina el color de la piel y la responsable del tono del bronceado pero además, la melanina tiene la importante función de protegernos de la acción de los rayos ultravioletas.

Es el sistema de defensa de nuestra piel, absorbe las radiaciones solares transformándolas en calor y evitando daños celulares.

La melanina se produce en las células que se encuentran en la capa basal de la epidermis, conocidas como melanocitos y su producción se activa cuando estamos expuestos al sol.

 

 

Se clasifica en estos tipos:

Eumelanina: es la responsable de protegernos de la radiación ultravioleta y es de un corlor marrón pardo.

Feomelanina: es de color rojizo-amarillento y la que da el color rosado a varias zonas de nuestro cuerpo como los labios.

Cada persona y cada raza posee mayor o menor proporción de una melanina u otra. En las razas más claras la presencia de feomelanima es mayor, mientras que en las razas oscuras la eumelanina está presente en mayor proporción.

Las personas albinas o carecen de melanina o tienen cantidades muy pequeñas. Por ello, no tienen este importante sistema de defensa de la piel.

Al igual que sucede con otras muchas cosas, a medida que envejecemos nuestro cuerpo produce menos melanina, por ese motivo con el paso del tiempo, cada vez nos cuesta más ponernos morenos y cada vez estamos más desprotegidos de la radiación solar.

 

Melanina

 

¿Cómo nos bronceamos?

 La radiación solar se clasifica en dos tipos:

– Los rayos UVA: no penetran en las capas más profundas de la piel y son los responsables del bronceado. Éstos provocan que la melanina sea más oscura bronceando la piel.

– Los rayos UVB: tienen mayor capacidad de penetración en la piel y son los que activan la producción de melanina, por lo que también intervienen en el bronceado.

Los rayos UV destruyen el ADN celular, por ello se activa la producción de melanina cuando tomamos el sol, para proteger la piel del daño celular absorviendo los rayos UV y provocando una reacción que oscurece la piel.

Cuando se produce una sobre exposición a la radiación solar llega un punto en el que la melanina no puede absorber más radiación y en consecuencia aparece el enrojecimiento y las quemaduras solares.

 

 

Por lo tanto, cuanta más melanina produzca nuestro cuerpo, más morena estará nuestra piel pero se debe tener en cuenta que el bronceado se ha de adquirir de forma progresiva.

Una vez se activa la producción de melanina, la piel tarda en broncearse entre unas 36 y 48 horas. Por ello, debemos tener en cuenta que las primeras 24 horas son las más peligrosas y en las que corremos más riesgo de sufrir daños celulares por la radiación solar ya que nuestro organismo no ha tenido tiempo aún de producir toda la melanina que necesita.

Por eso debemos broncearnos de forma progresiva, par dar tiempo a las células de completar la producción de melanina. Empezando con exposiciones breves e ir haciéndolas más regulares.

El hecho de que te apliques un protector solar o no, o este sea de mayor fototipo o menor, no interviene en la producción de melanina, así como tampoco las cremas autobronceadoras.

 

¿Qué factores condicionan el bronceado?

En conclusión, los factores que intervienen en el bronceado de la piel se pueden clasificar en tres:

– Genética: determina la mayor o menor producción de melanina y en consecuencia que una persona se ponga más  o menos morena.

– Hormonal: en la producción de melanina también interviene el sistema hormonal. Hormonas como los estrógenos alteran la secreción de las hormonas responsables de producir melanina.

– Radiación UV: es la que provoca una pigmentación inmediata en la piel al estimular la producción de melanina.

 

Melanina piel
Fuente: Adam

 

Cómo aumentar la producción de melanina y el bronceado

Si eres de piel clara y te cuesta broncearte, y deseas lucir un bonito bronceado este verano puedes recurrir a ciertos suplementos nutricionales que mejoran la formación de melanina.

  • Carotenos: Son pigmentos que proporcionan un tono bronceado a la piel. Entre ellos encontramos los beta-carotenos, el licopeno y la cantaxantina. Algunos alimentos son ricos en carotenoides como las zanahorias, el tomate, la sandía, los arándanos, la granada, las fresas o el albaricoque.
  • Aminoácidos: En la producción de melanina intervienen dos aminoácidos esenciales, la l-tirosina y la l-cisteína. Por este motivo, los suplementos de estos aminoácidos mejorará la producción de melanina y estimulará el bronceado.
  • Vitamina D: Esta vitamina es fundamental para la salud de la piel y su función celular. Se produce cuando nos exponemos a la luz solar y entre sus múltiples funciones, también actúa como protectora.
  • Vitamina E: Interviene en la salud de la piel, evitando que se reseque, manteniéndola bien hidratada, protege a las células de los radicales libres y de la destrucción de su ADN, reparando la piel de los efectos de la radiación solar.

 

Heliocare cápsulas oral
Heliocare cápsulas. Bronceado más bello y duradero. El betacaroteno se acumula en la piel proporcioando un bronceado sano, natural y duradero.

 

 

Cosméticos que ayudan a mejorar el bronceado

En la farmacia puedes encontrar cosméticos que aceleran el bronceado y potencian el color.

Algunos tiñen la piel simulando un bronceado, los conocemos como autobronceadores. Otros contienen entre sus activos L-Tirosina que mejora el bronceado, son utilizados habitualmente en los centros de lámparas de bronceado.

También encontramos aceites vegetales que aportan carotenos e hidratan y mejoran el tono de la piel.

 

Naturado Aceite Vegetal Zanahoria
Naturado Aceite Vegetal Zanahoria

 

 

Tipos de piel, según la coloración y cantidad de melanina

Existen diferentes tipos de piel en función de la cantidad de melanina que se tenga. Esto no quiere decir que las pieles oscuras no tengan por que protegerse del sol, simplemente requieren un factor de protección más bajo, siempre teniendo en cuenta el tiempo que dure la exposición al sol.

  • Tipo I: Piel extremadamente blanca. Se suele quemar con facilidad y nunca se broncea.
  • Tipo II: Piel blanca. Se quema con facilidad y raramente se broncea o lo hace poco.
  • Tipo III: Piel blanca pero más resistente. No se quema tanto y es más difícil de broncearse. Lo hace paulatinamente.
  • Tipo IV: Piel levemente oscura. Se broncea con más rapidez y no suele quemarse con tanta facilidad.
  • Tipo V: Piel marrón que muy raramente se quema y adquiere un bronceado con mucha facilidad.
  • Tipo VI: Piel marrón más oscura. Altamente pigmentada, adquiere un color bronce siempre y  rápidamente.

 

Fototipos piel

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.