Arrugas ¿Qué las causa? ¿Cómo prevenirlas y combatirlas?

arrugas faciales

A partir de los 25 empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento cutáneo en formas de líneas de expresión. Esto sucede porque a menudo que envejecemos los procesos de la piel se atenúan y su estructura se va debilitando debido a la reducción de las sustancias que mantienen la piel firme y lisa como es el caso del colágeno.

Por otro lado, además del propio proceso de envejecimiento los factores externos como contaminación ambiental o la radiación solar, también tienen una relación directa en la salud y juventud de nuestra piel.

El principal sino perceptible del envejecimiento son las arrugas que inicialmente aparecen como finas líneas de expresión pero que con el tiempo se van volviendo más profundas. Por suerte, contamos con medidas de prevención y reducción para poner solución a las temidas arrugas.

 

¿Por qué aparecen las arrugas?

A medida que vamos envejeciendo se produce una reducción de las sustancias que mantienen nuestra piel lisa y firme. Entre estas sustancias destaca:

  • Colágeno
  • Elastina
  • Ácido Hialurónico

Una piel joven cuenta con el suministro suficiente de estas sustancias, contribuyendo a formar la estructura de la piel y permitiendo que ésta se mantenga uniforma y con más firmeza. Con el paso del tiempo, el proceso de envejecimiento junto con el estrés oxidativo empiezan a afectar a la piel.

Se estima que a partir de los 30 se reduce en un 1% los niveles de colágeno causando una pérdida de vigor cutáneo y en consecuencia dando lugar a la aparición de arrugas.

Otro factor clave en la formación de arrugas es la disminución del ácido hialurónico. Esta sustancia rodea las células, confiriendo a la piel su apariencia joven y lisa. Cuando empezamos a perder ácido hialurónico, la estructura cutánea pierde su firmeza y juventud, volviéndose mucho más vulnerable a la formación de arrugas y a la pérdida de densidad y volumen.

 

arrugas

 

¿Dónde aparecen las primeras arrugas?

A diferencia de la pérdida de volumen y de densidad, las arrugas se reconocen fácilmente dado que aparecen como líneas de expresión o surcos que se diferencian bien.

Las primeras arrugas tienden a ser visibles en las siguientes zonas:

 

Arrugas en la frente

Se pueden percibir líneas y surcos horizontales entre las cejas. En su inicio son “arrugas mímicas” (causadas por expresiones faciales) pero con el tiempo se vuelven más profundas.

 

Arrugas en el contorno del ojo

Alrededor del ojo aparecen líneas finas que de la misma forma, se intensifican con el paso del tiempo. Las conocemos con el nombre de “patas de gallo” y son de las primeras en aparecer debido a que la piel del ojo es más fina y en consecuencia, más propensa a arrugarse que cualquier otra zona del rostro.

 

Arrugas en la nariz y boca

Entre la nariz y la boca aparecen unas arrugas que son más profundas, concretamente en la zona del bigote, conocidas coloquialmente como el temido “código de barras”. La aparición de estas arrugas tiene una relación directa con la pérdida de volumen, siendo también un signo de descolgamiento cutáneo.

Arrugas en el rostro

En el resto de la cara aparecen finas líneas de expresión que no están influenciadas por las expresiones faciales. Lo peor de estas arrugas es que siempre son visibles y con el tiempo se vuelven más pronunciadas. Están causadas por la pérdida de elasticidad y densidad, lo que contribuye en su aparición, siendo más perceptibles por debajo de la zona ocular.

 

arrugas faciales

 

¿Qué factores externos contribuyen en la aparición de arrugas?

Aunque las arrugas están causadas principalmente por el proceso de envejecimiento natural, existen ciertos factores internos y externos que pueden acelerar su desarrollo:

 

La exposición solar y sus efectos en la piel

Si la piel está desprotegida frente al sol y los rayos UV, no solo aumentamos nuestro riesgo de contraer un cáncer de piel, sino que además estaremos contribuyendo considerablemente en la aparición de arrugas.

La exposición al sol prolongada y repetitiva causa daños directos en el colágeno dando como resultado una estructura cutánea menos elástica y debilitada que se arruga más fácilmente.

 

Tabaco y arrugas

El tabaquismo desencadena una agresión oxidativa permitiendo que los radicales libres dañen la estructura de la piel, contribuyendo a la aparición de signos de envejecimiento en general, incluidas las arrugas.

Las sustancias incluidas en el tabaco como la nicotina y otras sustancias químicas, dañan el colágeno y la elastina de la piel afectando a su vigor, elasticidad y causando arrugas.

 

Sequedad causada por la edad

A medida que envejecemos aumenta nuestra sequedad en la piel, esto es normal. El resultado de esta sequedad puede derivar en la disminución de la función cutánea de la piel y en síntomas típicos de las pieles secas como el picor y la aspereza.

Esto se debe a una disminución del ácido hialurónico producido por la piel, volviéndose ésta más propensa ante la formación de arrugas.

 

Soluciones para las arrugas

Aunque todas las pieles acabarán envejeciendo, contamos con ciertas medidas que podemos adoptar para atenuar la aparición de arrugas y al mismo tiempo, añadir luminosidad a la piel. Para ello, debemos tener en cuenta los principios activos clave que han de contener nuestros cosméticos para prevenir y combatir arrugas:

 

Coenzima Q10

La Coenzima Q10 estimula la producción de energía en el interior de las células. Todas las células de nuestro cuerpo necesitas coenzima Q10 para producir energía y cumplir los procesos vitales. En cosmética se utiliza este ingrediente activo debido a su capacidad de estimular la epidermis para que ésta produzca las sustancias que humectan y defienden a la piel de las agresiones ambientales, revitalizando los tejidos, aumentando su elasticidad y promoviendo la producción de ácido hialurónico.

 

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Tiene la capacidad de retener el agua hasta 30 veces su peso molecular. Como principio activo posee una potente acción infladora de la piel que resulta áltamente eficaz para reducir arrugas.

 

Alfa-Hidroxiácidos (AHA)

Actúan como super exfoliantes rompiendo los enlaces que mantienen unidas a las células secas y dañadas.

 

Pentapéptidos

Contribuyen a incrementar la producción de colágeno propio de la piel y a reformar la estructura cutánea, atenuando la aparición de arrugas.

 

Saponina

Se ha demostrado que este principio bioactivo derivado de la soja, es una de las sustancias más eficaces para estimular la producción de ácido hialurónico natural en la piel. Las saponinas penetran en las capas más profundas de la piel, donde se forman las arrugas, permitiendo reforzar la síntesis del ácido hialurónico.

 

Magnolol

Este principio activo es muy concentrado que se extrae de la corteza del árbol de la Magnolia. Actúa incrementando la capacidad de almacenamiento de las células que aportan el volumen en las capas más profundas de la piel para aumentar su tamaño y número.

Esta acción contribuye a atenuar las arrugas y a prevenir su aparición, siendo igual de efectiva a la hora de tratar también problemas de pérdida de densidad y de volumen.

 

Oligopéptidos

Estimulan y sustentan la red de colágeno de la dermis. Este fortalecimiento de la estructura cutánea ayuda a reducir la aparición de arrugas.

Los oligopéptidos también producen un efecto estimulante en el metabolismo de la piel, reactivando la interacción entre células cutáneas. Con ello se consigue restablecer la pérdida de luminosidad. También son beneficiosos en el tratamiento contra la pérdida de volumen y densidad de la piel.

 

NCTF-vial

 

 

Tratamientos invasivos contra las arrugas

Ciertos tratamientos, como las infiltraciones de agentes rellenadores dérmicos, están formulados para rellenar arrugas inflando la piel. El tratamiento más habitual en este caso, son las inyecciones de ácido hialurónico.

Cabe destacar que estos procedimientos deben ser siempre efectuados por dermatólogos u otros profesionales formados en el ámbito clínico.

 

Infiltraciones de Ácido Hialurónico

Los numerosos estudios clínicos realizados han demostrado que el uso de algunos productos que contienen ácido hialurónico pueden mejorar significativamente los efectos de los rellenadores con ácido hialurónico. Eso sí, siempre y cuando se utilicen de forma regular y durante un periodo de tiempo prolongado tras la infiltración, especialmente en la zona del contorno del ojo.

 

Infiltraciones de Toxina Botulínica

Este tipo de infiltraciones actúan limitando temporalmente el movimiento de los músculos faciales. Se utilizan mucho para atenuar arrugas de la frente y de alrededor de los ojos, reduciendo las arrugas causadas por las expresiones faciales.

Su efecto se desvanece pasados unos meses por lo que se debe ir repitiendo el procedimiento.

 

 

 

 

 

Resumen Post
Arrugas ¿Qué las causa? ¿Cómo prevenirlas y combatirlas?
Título
Arrugas ¿Qué las causa? ¿Cómo prevenirlas y combatirlas?
Resumen
A partir de los 25 empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento cutáneo en formas de líneas de expresión. Esto sucede porque a menudo que envejecemos los procesos de la piel se atenúan y su estructura se va debilitanto debido a la reducción de las sustancias que mantienen la piel firme y lisa como es el caso del colágeno.
Autor
Publicado por
Farmacia Torrent

Autor SilviaPharm

SilviaPharm ha escrito 28 artículos en este blog.